miércoles, 15 de julio de 2009

¡FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDA AMIGA MÍA!


Hola:

Hoy deseo brindar a través de este escrito un sencillo homenaje o regalo especial a una amiga muy querida de México. Ella se llama Rosa María Baeza, cariñosamente llamada Bindi por algunos de los que tenemos el honor de llamarla amiga. El pasado 6 de julio ella cumplió años y yo quería darle algo especial. Aunque ya esa fecha pasó, creo que nunca es tarde para hacerle llegar un regalo directo de mi corazón. Cariñosamente nos decimos "comadres". Ella tiene todo mi respeto y admiración por ser exactamente quien es y por ese corazón tan tierno y sensible en el que caben muchos. Amiga, que Dios te siga inspirando para que sigas escribiendo y mostrando al mundo tus hermosos versos y escritos. Te quiero mucho.


¡Feliz Cumpleaños Querida Amiga Mía!

Es tu cumpleaños y yo quisiera obsequiarte algo muy especial.
Un regalo que no lo borre el paso del tiempo, ni pierda su valor con los años.
Tú mereces que se sucedan las mejores cosas…
Un cielo infinito de estrellas, una armonía de sonrisas sinceras y verdaderas,
una constelación de “te quiero” imperecederos.
Una mañana soleada que ilumine tu día llenándolo de energía y cosas bellas.

Es que los seres humanos como tú, dejan estampada sus huellas en el corazón de quienes tienen el privilegio de conocerlos y ya nunca los podemos olvidar, porque hacen que nuestra vida sea mejor. Mi vida es más grata porque tú existes y me brindas tu amistad, alegría y apoyo.

Deseo para ti la ternura de aquellos a quienes amas.
La realización de todos tus buenos proyectos y un aprendizaje continuo.
Me gustaría que recibieras la respuesta aclarada a alguna incógnita que quisieras resolver o descifrar. Que nunca te falten las ganas de luchar y vivir aunque hayan días difíciles.

Te deseo la dicha de los recuerdos intactos de momentos hermosos que cuántas veces deseaste que fueran eternos. Que nunca pierdas esa sensibilidad innata que te caracteriza y que sigan fluyendo las palabras que escondes en tu ser y traspasas, convirtiéndolos en bello arte, en hermosa poesía.

¡Oh, amiga querida, cuántas cosas quisiera poder entregarte en este día!
Pero solo soy humana y el único regalo sincero que te puedo dar es la lealtad y fidelidad de esta linda amistad. Más conozco a alguien en verdad poderoso y que te ama de verdad. Él puede darte todas estas cosas y muchas más. Siempre que te conectes con él le sentirás. Y aún cuando nada parezca tener sentido, él siempre a tu lado estará. Yo sé que te sostiene y que fue él quien te ayudo a pasar aquel momento difícil, aquella pérdida invaluable. Es Dios ese amigo sincero que nos bendijo cruzándonos en el camino. Y aunque quisiera en este día tan especial e importante para ti, cerca estar…
Y aunque la distancia sea muy lejana, allí próxima a tu corazón hay un latido que es el mío que celebra tu vida y da gracias a Dios por tu existencia.

Te quiero mucho amiga mía, nunca lo olvides, porque traes consuelo y alegría. Por cada palabra emitida cuando lo necesitaba y por cada silencio en el que me habló más tu alma que tus palabras. Por que me has aceptado a pesar de mis defectos y me has apoyado e instado a lograr mis proyectos.
¡Feliz Cumpleaños Bindi, qué Dios te bendiga! Que conserve tu corazón intacto de toda maldad y avaricia.

Autora: Brendaliz Avilés