miércoles, 22 de julio de 2009

Tan solo Porque...



Tan Solo Porque...


No sé si alguna vez has tenido la oportunidad de mirar el área donde se compran tarjetas o postales para regalar. Hay muchas secciones y motivos diferentes, pero no sé si te has podido percatar de que hay unas tarjetas diseñadas con una frase que dice: "Solo porque...". Esta frase indica que no hay un ningún motivo especial o fecha especial que se esté celebrando en ese momento. Esa tarjeta la compras como quien dice solo porque sí. Únicamente porque pensaste en tener un detalle hermoso con esa persona que amas, estimas, aprecias, valoras o que tal vez está pasando por una situación un poco difícil y quieres hacerle sentir tu apoyo incondicional.


Pues "solo porque sí", te daré algunas razones por las que debes sonreír:


Solo porque eres creación hermosa de Dios y te diseñó con motivos y razones particulares...


Solo porque está en tu corazón infundiéndote nuevos alientos y fortaleciéndote para que puedas seguir la ruta que te conducirá al éxito.


Solo porque tienes familiares y amigos que a pesar de tus defectos te aceptan como eres e intentan que te concentres en lo mejor de ti.


Solo porque hoy puedes respirar y si respiras eso quiere decir que tu corazón está latiendo, y si late eso significa que estás vivo.


Solo porque hoy tuviste algo que comer y un techo donde descansar.


Solo porque hay abrazos y hay sonrisas aún en medio de momentos críticos.


Solo porque pudiste bañarte y tienes ropa para vestir.


Solo porque puedes oler el perfume de las flores o el aroma de la gente que quieres.


Solo porque escuchas desde el más mínimo ruido hasta la más hermosa melodía.


Solo porque puedes mirar y observar todo cuanto quieres.


Solo porque mediante tu voz puedes expresar lo que sientes y porque puedes utilizar tu mente para pensar.


Debes analizar y realizar que solo por el hecho de que sabes leer, este mensaje llega hasta en ti (y en caso de que no sepas leer alguien te lo esta leyendo).


Tan solo porque hoy es hoy y estás viviendo el presente debes sentirte agradecido. Porque el hoy, el regalo del presente es algo maravilloso y se llama vida.


Autora: Brendaliz Avilés