Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 17, 2009

SIGUE INTENTANDO

Síguelo Intentando


“Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.
Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva. Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote”. Marcos 5:25-29

Sé que has escuchado hablar de este pasaje en diversas ocasiones. Posiblemente hasta hayas perdido la cuenta. Pero nunca deja de sorprender la fe y la perseverancia de esta mujer que padecía del flujo de sangre. Sobre todo porque le tocó vivir en tiempos sumamente difíciles, donde pudo tener excusas muy válidas para rendirse y no recibir su milagro o sanidad.

Pero es que en la vida siempre hay personas que sobresalen por poseer unas características sobresalientes y por estar determinados en querer lograr algo. Y lo buscan insistentemente,…