Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

ATENCIÓN A MIS LECTORES

A todos mis queridos lectores:

¡Dios les Bendiga Enormemente! Escribo para notificarles que es posible que por espacio de un tiempo no reciban mis mensajes. Esto es debido a que en Puerto Rico estamos con un aviso de huracán. Yo espero que no haga daños, pero también hay grandes probabilidades de que azote la Isla. Cuando esto pasa nos quedamos sin luz y sin agua. Por tal razón les digo que si por un tiempo no reciben sus mensajes esta es la razón y que tan pronto todo se arregle y normalice, volverán a recibir los mensajes.

¡Sigan siempre adelante! Y espero poder escribirles pronto.

También les recuerdo que no se olviden visitar y suscribirse a la página de
www.mensajesdeanimo.com
Allí escribo casi diariamente y los mensajes son diferentes a los que escribo aquí.

En el amor del Señor,

Brendaliz Avilés

EL CUADRO DE DIOS

Hola: Hoy me complace presentar ante ustedes un hermoso escrito de una mujer que admiro mucho y que quiero con el corazón. Es una amiga mexicana a la que cariñosamente llamo comadrita Bindi. Es una mujer excepcional, llena de inteligencia y amor para dar. Una de las personas que siempre me impulsa y anima a escribir y dar lo mejor de mí. Hoy mi página tiene el honor y se engalana en presentar este escrito que conmovió mi corazón y sé que también el de cada uno de ustedes mis queridos lectores.

EL CUADRO DE DIOS
(Cuento)


Hace mucho tiempo, Dios pintaba otro de sus grandes cuadros en el infinito y pensó:

- Hoy deseo juntar en un solo punto todas las tonalidades. Escogeré el planeta ideal en donde haya tanto colorido que no falte ningún matiz.

Entonces seleccionó varios lugares en donde pudiera plasmar su obra.

Buscó entre una multitud de estrellas y planetas, mas algunos eran muy grandes o muy pequeños. Otros estaban muy lejos de su estrella solar o demasiado cerca y el Señor pens…

ORACIÓN DE ARREPENTIMIENTO: ¡Señor No Quiero Fallarte!

ORACIÓN DE ARREPENTIMIENTO: ¡SEÑOR, NO QUIERO FALLARTE!

¡Señor no quiero fallarte otra vez!

Pienso en el gran dolor que causo a tu corazón cada vez que te decepciono.
Y eso es porque realmente te amo y no quiero hacer las cosas mal.
Cómo se sentiría Sansón después de haberse dado cuenta que Dalilah no lo quería, que lo había engañado y que él había roto lo más valioso que tenía que era su pacto contigo. ¡Cuántos errores cometió David! ¡Qué mucho dolor ha de haber sentido! Porque fallarte a ti es como crucificarte de nuevo, es como negar el sacrificio tan maravilloso que hiciste por mí.

No quiero volver atrás, allá solo hay tormentas y tristezas. Sería como retroceder después de estar llegando casi a la meta. Y vivir sin ti no lo concibo ni un momento, porque tú eres el ser más especial y preciado para mí. Antes de ti no había nada, pero cuando tú llegaste a mi ser inundaste mi corazón con tu presencia y ahora ya nada es igual sin ti.

Por eso, con toda humildad te pido que me des las fuerzas…

ES EL MOMENTO DE QUE TE ATREVAS A NADAR

Es el Momento de que te Atrevas a Nadar

“Me hizo volver luego a la entrada de la casa; y he aquí aguas que salían de debajo del umbral de la casa hacia el oriente; porque la fachada de la casa estaba al oriente; y las aguas descendían de debajo, hacia el lado derecho de la casa, al sur del altar. Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho. Y salió el varón hacia el oriente, llevando un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos. Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas. Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos. Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado”. (Ezequiel 47:5)

¡Este es un llamado, un desafío espiritual, una convocatoria a que salgas de …

¡CUÁNTO TE AMO MI DIOS!

¡Cuánto te Amo mi Dios!

¡Te amo mi Señor, eres mi fortaleza!
Me has amado desde antes de mi nacimiento.
Has marcado mi senda, tus palabras fueron guardadas en mi corazón.
Eres mi lucero resplandeciente, mi luz que nunca se apaga.
Cada mañana al despertar y en las noches antes de irme a dormir, eres mi primer y último pensamiento. Estoy aferrada a tu amor y gracia.
Desconectada de tu presencia no puedo estar.
Lejos de ti mi vida solo es hoja suelta que lleva el viento.
Por que yo estoy destinada para ser por siempre tuya,
Tú eres el dueño de mi alma entera.
Mis ojos al ver tu sol reconocieron tu resplandor.
Eres el faro que conduce mi vida.
Alineada a ti, aferrada a tu voluntad se cuán lejos puedo llegar.
No quiero vida fuera de ti, ni un mundo diferente por bello que parezca si en él no te encontraras tú.
Porque en el paraíso de tu gracia es donde yo recibo el amor que por siempre he soñado y deseado.
Gracias por ser en mi vida la fuente inagotable de paz,
el río de donde fluye y proviene todo lo b…

Dios Va En Frente de tu Batalla

DIOS VA EN FRENTE DE TU BATALLA

“Entonces Eliseo oró: “Señor, ábrele a Giezi los ojos para que vea”. (2 Reyes 6:17)

Una tropa siria se disponía a capturar a Eliseo. Su siervo Giezi atemorizado exclamó: “¡Ay mi señor! ¿Qué vamos a hacer?” Eliseo muy sereno y confiado responde: “No tengas miedo. Los que están con nosotros son más que ellos”. Entonces oró para que su siervo pudiera ver e inmediatamente después de la oración Giezi pudo ver que la colina estaba llena de caballos y carros de fuego alrededor de él.

¿Cuántas veces nos ha sucedido como a Giezi? El problema que tenemos en frente se ve tan grande que no vemos lo que hay más allá. Nos confundimos ante la opresión del enemigo o nos intimidamos ante el ejército que está en frente de nosotros. Es entonces cuando necesitamos de alguien con la suficiente visión de Dios que ore con nosotros y nos ayude a fijar nuestra mirada bien para que veamos el ejército que Dios ha enviado a nuestro favor. Pero si aún así no existiera nadie …

Querido Dios, Tengo Necesidad de Ti

QUERIDO DIOS, TENGO NECESIDAD E TI

Señor, más que un anhelo, capricho o simple deseo, yo tengo necesidad y urgencia de ver tu mano obrar. De que intervengas en mi situación con mano poderosa. Necesito de tu auxilio, preciso de un milagro divino. Esto que yo siento es emergencia de ti, parece que me estoy ahogando y en el intento de querer salvarme, desfallezco. ¡Quiero gritar que no puedo más! Un sollozo ahoga mis silencios, mientras me pregunto, ¿qué sentido tiene esto? Porque no logro entender nada de lo que está pasando y el desierto me va secando. ¡Yo quiero agua y no cualquier agua! Porque mi agua eres tú, porque en mi vida sigues gobernando tú. No importa cuán rendida deba estar, solo de ti proviene mi bienestar. Por tal razón me reconozco, estoy consciente que solo en ti puedo confiar y esperar.

Mientras las lágrimas hacen un recorrido por mis mejillas y te hablo en silencio, pues tú conoces todo lo que siente mi corazón y piensa mi mente, comienzo a sentir algo especia…

Querido Dios: Nada es Normal Desde Que Estás

Querido Dios:

Nada es normal desde que estás en mi vida. Sentir tu presencia fluyendo en mí ser me transforma, renueva y regenera. Porque donde hay tristeza, tú colocas gozo. Donde había amargura, odio, cólera y resentimientos, tú siembras amor. Tú amor hace que mi alma sienta paz y que yo permanezca en control. La casita aquí en mi interior se siente tan limpia, fresca y clara, pues me has apartado del pecado. Me has limpiado de lo que me contamina. Tú has puesto esperanza y fe donde antes solo había dudas sobre el futuro, penas por el pasado y no se disfrutaba del presente. Mi vida es más plena, yo estoy más confiada, tu Palabra me ha dado certezas y promesas que espero ver cumplirse. Has ordenado mi vida y en cada experiencia, por más ilógica o triste que parezca, puedo ver y percibir que tu la reviertes en bien porque sabes lo que es mejor para mí.

A veces atravieso un río y siento que me voy a ahogar. De repente algo me hace pensar que tú no estás, pero cuando el agua va …

Con Amor a Mi Hermana Querida

Con Amor A Mi Hermana Querida Dedicado a Todas Esas Hermanas Especiales Pero de Forma Muy Especial a la Mía: Janice AvilésCon una Dedicatoria Especial a Samuel y su Hermana Mabet
Eres un regalo a mi vida, eres mi hermanita querida.
Quien me extiende la mano y me ayuda
y cuando estoy triste me sonríe y anima.
Esperas lo mejor de mí
y por eso a veces te vuelves exigente.
Me aconsejas tratando de que en el camino no caiga,
siempre me ofreces tu amor incondicional.
Doy gracias a Dios por ti,
pues para mí tu eres la mejor.
Una mujer de ejemplo, que tengo que admirar.
Por eso me quito el sombrero y te ofrezco mi respeto.
Pido a Cristo quien es mi sustento,
que por siempre te guarde y te bendiga.
Porque tú mi hermanita querida,
eres de las mejores cosas
que Dios me ha regalado en la vida.
Y por eso a través de este humilde pensamiento,
yo quiero hacerte saber lo mucho que significas,
el gran cariño y amor que siento por ti.
Tú me inspiras, ¡nunca cambies hermana mía!

Autora: Brendaliz Avilés Escrito Para: www.bre…

NO HAY LÍMITES

No hay Límites

Por: Janet P. Rosa

Números 13:30-31

30Entonces Caleb calmó al pueblo delante de Moisés, y dijo: Debemos ciertamente subir y tomar posesión de ella, porque sin duda la conquistaremos.
31Pero los hombres que habían subido con él dijeron: No podemos subir contra ese pueblo, porque es más fuerte que nosotros.

Nunca permitas que alguien o situaciones digan que es imposible alcanzar lo que Dios ha declarado sobre tu vida. No hay límites para lo que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Vemos en Números 13 cuando Moisés envía a los 12 espías a reconocer la tierra que Dios les había prometido. Cuando llego el momento de dar el reporte solo dos de los diez creyeron lo que Dios había declarado sobre sus vidas, Caleb y Josué. Ellos no le pusieron límites a lo que Dios había hablado. Creía con todo su corazón que podía conquistar esa tierra y que Dios les daría la victoria.

Cuando Dios coloque Su propósito sobre tu vida, también te equipará con aquellas destrezas, habilidades y dones…

¡Feliz Cumpleaños Mami!

¡Feliz Cumpleaños Mami!

Dedicado a mí hermosa y amada madre Awilda Malavé, que en el día de hoy cumple un año más de vida.

Mami querida:

Hoy es un día especial pues cumples un año más. Y por ser tan maravillosa a Dios gracias quiero dar. Tengo una madre de la que me siento muy orgullosa, pues eres valiente y determinada. Eres muy trabajadora, con fuertes convicciones y una profunda fe en Dios. Has luchado con entrega y dedicación. Has sido una buena esposa, madre, hija y tantas cosas más.

En este día especial quisiera poder regalarte tantas cosas que tú te mereces. Unas buenas vacaciones, ropa nueva, zapatos, perfumes o un carro nuevo. Aunque tú nunca has sido una mujer apegada a las cosas materiales. Más como por el momento nada de eso puedo obsequiarte he querido regalarte algo que escribo desde lo más profundo de mi corazón.

Pido a Dios en los cielos que derrame sobre tu vida bendiciones abundantes. Gracia y sabiduría, salud y mucha fortaleza. Que él te siga añadiendo muchos años de vid…

SIÉNTATE EN LA MESA DEL REY

Siéntate en la Mesa del Rey

Por: Janet P. Rosa

Cantares 2:4
4El me ha traído a la sala del banquete, y su estandarte sobre mí es el amor.

Hay una invitación de parte del Espíritu Santo para su amada, Su Iglesia, ha participar del banquete que el Rey tiene para ella. Satanás por mucho tiempo ha tenido a muchos engañados, haciéndoles creer que no son dignos de entrar al Palacio de Su Rey y sentarse junto con El y participar de Su mesa. Incluso muchos no se siente hijos de Dios y no se deleitan en la herencia hermosa que Su Padre Celestial tiene para ellos.

La Biblia establece que somos hijos de Dios porque hemos nacido, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la Palabra de Dios que vive y permanece para siempre (1 Pedro 1:23). En muchas ocasiones situaciones vienen a robar nuestra identidad de hijos, pero debemos recordar que Dios mismo nos llama sus hijos y sus herederos.

· Mirad cuán gran amor nos ha otorgado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; y eso…