Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

Dios Siempre Te Acompaña

DIOS SIEMPRE TE ACOMPAÑA

Dios está muy cerca, no tienes que mirar al cielo porque su amor te rodea siempre. Está justo a tu lado, presente, porque es Omnipotente y Omnisciente. Sus fuertes brazos refuerzan tus hombros cuando sientes que la soledad te abruma o el frío te sobrecoge por las noches.
¿Por qué sentirlo lejos si él está tan accesible a ti? Si su gran amor puede llenar cada espacio de tu ser, inundar cada poro, fortalecerte aún en medio de tus debilidades.

A veces caminas, buscas, te pierdes y no te percatas que sus ojos te vigilan. Buscas refugiarte en personas que no te entienden, pero a él lo ignoras o lo cuestionas. Dios desea que converses con él para que sientas su cercanía, pero hablas con todos menos con él. Y ese tiempo que pierdes sin conectarte con él es un tesoro que no aprovechas.

Pero el día de hoy, él quiere que lo recuerdes. Que pienses y sepas que el está bien cerca, siempre accesible a ti. No te dejará ni te desamparará. ¡Seca esas lágrimas y sonríe! …

QUE TU ACEITE NO SE ACABE

Que tu Aceite NO se Acabe


“Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas”. (San Mateo 25:3,4)

Que tu aceite no se apague porque es el símbolo de Su presencia en ti.
Que no escasee en tiempos de crisis donde otros necesitan que lo compartas. No permitas que como aquellas 5 vírgenes imprudentes, se apague esa luz que brilla en ti y te hace especial.
Alumbra el mundo con esperanza, ilumina los corazones con una sonrisa.
Donde haya tiniebla, haz que tu lámpara resplandezca porque hay tantas vidas que caminan y respiran, pero están muertas. Muertas por falta de amor y que sin ilusión siguen prisioneras hacia el rumbo que les causa más destrucción. Impide que ellos se pierdan dirigiéndoles y compartiendo ese aceite. Un aceite que es auténtico, dado por Dios y que aún en medio de incertidumbres y tiempos difíciles, se mantiene alimentado por la fe y la búsqueda de Dios.

Tú eres más importante de lo que …

DIOS, LLUEVE SOBRE MI

DIOS, LLUEVE SOBRE MÍ


“Me esperaban como a la lluvia, Y abrían su boca como a la lluvia tardía”. (Job 29:23)

La lluvia cae, moja, salpica, inunda, cubre todo a su alrededor.
Moja la tierra, satura el espacio y cuando llovizna en el desierto es tan milagroso que hay fiesta. Y yo deseo que así como la lluvia, Dios me salpique de su agua que es fuente de vida. Empápame del perfume de tu amor, imprégname de esa esencia fresca. Báñame de paciencia y tolerancia. Riégame con tu misericordia así como flor que esta a punto de abrir sus pétalos. Refresca este valle que se ha vuelto seco a causa del sol. Llena mi ser con esa fe que es capaz de subsistir aún en los tiempos más difíciles. Porque ser saturada de tu lluvia es lo mejor que me puede pasar. Es la experiencia más hermosa que pueda acontecer a un alma que está sedienta tan solo de ti.

Autora: Brendaliz Avilés

Escrito Para: www.brendalizaviles.com
www.devocionaldiario.com
www.destellodesugloria.org

YO NO VENDO MI HEREDAD

YO NO VENDO MI HEREDAD

“Y Nabot respondió a Acab: Guárdeme Jehová de que yo te dé a ti la heredad de mis padres”. (1Reyes21:3)

El capítulo 21 de 1 Reyes, nos relata la historia de un hombre llamado Nabot, que tenía una viña hermosa que había heredado de sus padres. La costumbre de aquellos tiempos era que la herencia no se vendía, se consideraba algo preciado, cuyo valor monetario no sobrepasaba al valor simbólico que tenía.

Acab un rey malvado, quería a toda costa esa viña. De entre tantas y tantas viñas y cosas que podía poseer, quería la que tenía Nabot. Pero Nabot sabía que su viña no tenía precio, no había negocio por más llamativo y hermoso que pareciera, ni oferta lo suficientemente valiosa como para dejarse llevar por la tentación y vender esa heredad que había heredado de sus padres. Ser tan integro y radical le costo la vida, pero no vendió nunca su integridad, ni sus principios.

Tú y yo tenemos nuestra heredad. El regalo más bonito que se nos ha entregado en la vida. Y es…

No Vuelvas a Egipto

No Vuelvas a Egipto

No vuelvas a Egipto, no retornes a donde solo hallarás esclavitud.
Si yo te liberté, te limpié y te he permito conquistar nuevas tierras y bendiciones, ¿por qué retornar ahora? Sé que te encuentras pasando un mal momento, pero eso no es razón suficiente para que extrañes la vida que un día dejaste y que no trajo ningún bienestar a tu vida.
En medio del desierto yo he estado contigo, he sido siempre tu sustento. Te he provisto del maná y de las codornices para saciar tu hambre. El agua nunca te ha faltado y aún tu ropa he preservado en tiempos de escasez. ¡No desciendas que traerás mal a tu vida! Si aún de las plagas y de la muerte te libre, no vuelvas al cautiverio. Si a tus enemigos entregué en tus manos, ¿por qué quieres caer presa de sus manos? Te he prometido vida y vida en abundancia. Si has recorrido una gran parte del camino, ¿por qué desistir o abandonar ahora? ¡Demuestra tu valentía, no des pasos para atrás! Sigue caminando y mientras caminas expe…

MI DIOS ERES TU

MI DIOS ERES TÚ

“Pero tú me sacaste del vientre materno; me hiciste reposar confiado en el regazo de mi madre. Fui puesto a tu cuidado desde antes de nacer; desde el vientre de mi madre mi Dios eres tú. No te alejes de mí, porque la angustia está cerca y no hay nadie que me ayude”. Salmo 22:9-11

Este es un salmo escrito por David y aunque expresa mucho de lo que él estaba sintiendo cuando lo escribía, es un salmo mesiánico donde se relataban los padecimientos que pasaría Jesucristo al morir en la cruz y los sentimientos que experimentaría.

El salmista comienza expresando su angustia, tristeza y la lejanía que siente de parte de Dios ante los problemas que está confrontando. ¿Por qué me has desamparado? –es su primera interrogante. ¿Por qué no me escuchas si clamo a ti día y noche? Creo que eso le daba vueltas en la cabeza una y otra vez. Así como muchas veces nosotros también nos sentimos y pensamos cuando atravesamos el desierto.

Pero luego de expresar eso, David comienza a record…

Quince Minutos en Compañía de Jesús

Queridos Suscriptores:
¡Dios les Bendiga! El día de hoy a petición de amiga María Florencia de Argentina quiero compartir con ustedes una reflexión muy hermosa que ella encontró en algún periódico. Espero que traiga mucha bendición a su vida. Desconozco el Autor, pero lo más importante es que Dios quiere ministrarte y bendecir tu vida. ¡Hacia adelante!

Quince minutos en compañía de Jesús

Hijo mío, no es preciso saber mucho para agradarme mucho, basta que me ames de verdad, con fervor. Háblame sencillamente, como hablarías al más íntimo de tus amigos, como hablarías con tu mamá o con tu hermano. ¿Necesitas hacerme una súplica cualquiera en favor de alguien? Dime su nombre, bien sea el de tus padres, bien sea el de tus hijos, bien sea el de tu esposo/a, bien el de tus hermanos, o amigos o conocidos; dime enseguida qué quisieras que yo hiciese actualmente por ellos…


Pide mucho, mucho; no vaciles en pedir. Me gustan los corazones generosos que llegan a olvidarse en cierto modo de sí mis…

En tus Rodillas

EN TUS RODILLAS

“He aquí, tú enseñabas a muchos, Y fortalecías las manos débiles; Al que tropezaba enderezaban tus palabras, Y esforzabas las rodillas que decaían. Mas ahora que el mal ha venido sobre ti, te desalientas; Y cuando ha llegado hasta ti, te turbas”. (Job 4:3-5)

Llama mi atención este capítulo y en especial estos versículos, pues estas son palabras que Elifaz le habló a Job cuando estaba pasando aquel momento tan difícil en su vida. Comienza recordándole a Job cómo cuando otros habían pasado por momentos de dificultad él los había ayudado a fortalecer sus manos débiles. También de cómo le había dado palabras que hacían que las personas reflexionaran y enderezaran sus pasos y de cómo esforzaba las rodillas que decaían. Sin embargo también Elifaz desea llevarlo a la reflexión de cómo si Job había hecho todas estas cosas buenas, ahora que llegaba su momento de prueba, se desanimaba y turbaba.

Porque tarde o temprano a todos nos llega el momento en que necesitamos ser auxiliados …

Tú Eres Mi Obra Maestra

TU ERES MI OBRA MAESTRA

Eres mi obra maestra, lo más especial que he creado.
Eres lo más que he amado, ¡si pudieras percibir todo lo que siento por ti no dudarías ni un instante de mi amor! Aún antes de que nacieras ya yo estaba contigo, he caminado a tu lado, nunca te he abandonado, siempre te he sustentado.

Sé que muchas veces te miras y te sientes tan imperfecto, se te hace difícil poder ver y pensar que haya algo bueno que exista en ti. Muchas veces dudas de si de verdad estabas en mis planes, has cuestionado todo el mal que te han hecho y me has culpado a mí de tu soledad. Yo no soy culpable de lo que hace el hombre alejado de mí en su libre albedrío. No soy el causante de las obras que trae el pecado, ni de lo que hace Satanás para separarte de mí.

En cambio yo soy tu Padre, el que te engendró con pensamientos y estuvo allí mientras tus padres se amaron. Y aún si ellos no te amaron, tú te formaste de mi amor soberano. Porque yo deseé tanto que tú estuvieras aquí en la tierra. Eres m…

Gracias a todos por sus oraciones

¡Dios les Bendiga Nuevamente!

Escribo para notificarles que gracias a Dios el huracán no llegó por aquí.
Si llovió mucho, hubo inundaciones y averías eléctricas, pero eso fue todo.
Estuvimos sin luz por horas, pero luego llegaba.
Espero actualizarme pronto.
Gracias por sus mensajes de animo y por sus oraciones.

Abrazos fraternales,

Brendaliz

¿Te estás preparando para la eternidad?

¿Te estás preparando para la ETERNIDAD?

“Por lo tanto, adviértele al pueblo que así dice el Señor Todopoderoso: “Vuélvanse a mí, y yo me volveré a ustedes –afirma el Señor Todopoderoso: “Vuélvanse de su mala conducta y de sus malas prácticas”. Porque ellos no me obedecieron ni me prestaron atención dice el Señor”.
(Zacarías 1:3-4)

Es un tema del que muchos comentan, que otros evaden y que muchos no creen. Pero el Señor viene y viene por un pueblo que le busca, le sirve y le adora en espíritu y verdad. Viene por una iglesia que se guarda en santidad y que trata de vivir apartada del pecado. Viene por un pueblo que hace la diferencia en medio del mundo en que vive.

Algunos piensan que el Señor se ha demorado mucho en venir, pero él no se ha demorado, sino más bien que por amor a las almas y no queriendo que ninguna se pierda, nos ha dado más oportunidades para que todos le podamos conocer. Pero muchas veces, mientras esto sucede, la Iglesia duerme, está paralizada o permanece indifer…