Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 23, 2010

¡TIENE PODER LO QUE DICES!

¡Tiene Poder lo que Dices!

“…Guardaré mi boca con freno…” (Salmos 39:1)

Estaba leyendo un libro y hubo una frase que llamó mi atención: “hay poder en lo que mis hijos declaran”. Entonces pensé, ¡cuán ciertas son esas palabras! Siempre he creído que lo que pronunciamos o decimos puede influenciar nuestro mundo y nuestras vidas de manera positiva o negativa. Porque esas cosas que decimos provienen de nuestra mente, quiero decir que lo que pensamos, las ideas que tenemos, lo que confesamos, cobra vida o toma acción en el reino espiritual. Con muchas de las cosas que hablamos demostramos o reflejamos lo que llevamos dentro y expresamos bendición o maldición.

Es por esto tan importante que tengamos cuidado con lo que decimos acerca de nosotros mismos y de los demás. Hay tantas personas que sin darse cuenta llaman al fracaso, al dolor, a las enfermedades con lo que dicen o proclaman sobre sus vidas. Tenemos que estar conscientes de que existe un enemigo que quiere tomar ventaja de todo lo que …

No Estoy Sola en Este Desierto

No Estoy Sola en Este Desierto

Señor:

Aquí me encuentro, otra vez hay un desierto que cruzar y es diferente a los anteriores. Nuevamente quieres encontrarte conmigo a través de él y enseñarme cosas nuevas. ¿Qué es lo que todavía no he aprendido? ¿Por qué no he logrado avanzar hacia mi objetivo? A veces siento que no podré continuar, pero tu Espíritu Santo es más fuerte que toda la adversidad que se levante. Él me conforta y me alienta, estremece mi ser y no me puedo escapar.

Las lágrimas corren por mis mejillas y aunque de momento siento que no hay consuelo en medio de mi sollozo, sé que cada una de es lágrimas, delicadamente son guardados por ti. Tú recompensas aquel que aunque angustiado, cargado y oprimido, se esfuerza y que en medio de la carrera sigue luchando y creyendo que tú lo socorrerás.

Señor en este desierto me llevas hacia otra dimensión. A veces lo nuevo asusta, los cambios nos sorprenden, hay puertas que parecen cerrarse, pero aunque esto pase, yo sé que tu vas ha abrir nue…