domingo, 31 de enero de 2010

Ahora es el Momento


AHORA ES EL MOMENTO

“Todo lo hizo hermoso en su tiempo”. (Eclesiastés 3:11)

Es tan interesante ver las formas como Dios se mueve en nuestras vidas. Mientras pensaba en qué tema abordaría el día de hoy, sentí hablarles sobre el momento en que tienes que actuar, reaccionar, hacer algo. Y hace un rato mientras buscaba una lectura de la Palabra, caí justamente en el capítulo 3 Eclesiastés. Por lo que estoy convencida de que es una confirmación de nuestro Padre Celestial.

Este capítulo comienza diciéndonos que todo tiene su tiempo. Hay un momento para cada cosa. A veces se tarda, a veces se aligera, pero todo debe pasar en el tiempo perfecto o adecuado que solo Dios conoce y de alguna manera nos deja saber. Cuántos proyectos, respuestas, sueños hemos tenido por tanto tiempo guardados en nuestros corazones con gran ilusión. Esperando ese momento en que sintamos que debemos hacerlo porque no queremos equivocarnos.

Mi mensaje para el día de hoy, es que te armes de valor y no esperes más, es el momento de que luches con tesón por aquello que quieres lograr. No importa el trabajo que te cueste, los obstáculos que tengas que vencer, ahora es el momento oportuno para que lo hagas. Se abre la puerta que tanto tiempo has estado esperando para que seas bendecido y seas también de bendición a otros.

Hay una llave que Dios coloca en nuestras manos para que la puerta sea abierta sin ningún problema. Ahora queda de tu parte tomar la iniciativa y actuar teniendo mucha fe en tu corazón de que Dios estará contigo. Puede que sea el momento de un cambio radical en tu vida, de una nueva actitud o estilo de vida. Es quizás el momento oportuno para aceptar ese nuevo desafío en tu trabajo, comunidad o iglesia. Quizás el momento de que madurez y dejes que tus heridas sean sanadas o que alguien entre a tu vida. Tal vez es el momento de salir de la zona de conforte y arriesgarte. De decirle que sí a esa persona que está esperando tu respuesta. Quién sabe si es cambiarte a un nuevo lugar o país. Yo no sé, pero tú y Dios lo saben. No pierdas más el tiempo, ahora te toca actuar, moverte, poner en acción.

He proclamado que a partir de hoy comienzan nuevas cosas y cambios en mi vida. Cambios que serán para mi bienestar y que traerán cosas positivas. He preparado mi corazón para recibir todo lo bueno que Dios quiera darme en esta vida. Asumo una actitud positiva. Eso no quiere decir que deje de sentir un poco de temor, pero seré valiente, asumiré el reto, enfrentaré a mis gigantes, trabajaré para alcanzar eso que deseo. No me quedaré sentada esperando a ver qué sucede, iré a luchar por mi bendición y diré como Jacob: “si no me bendices no te vas”. Sé que sola no puedo, pero tengo a alguien que es mayor que todo en mi vida y me dará las fuerzas para luchar y alcanzar lo que deseo conforme a su voluntad y propósito en mi vida.

¡Anímate ya, que ahora es tu mejor momento para lo que por tanto tiempo has estado buscando o esperando lo consigas!

Autora: Brendaliz Avilés

Escrito Para:
http://escritosdelsilencio.blogspot.com/
www.devocionaldiario.com
www.destellodesugloria.org