Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 25, 2010

NO PERMITAS QUE TU CORAZON DEJE DE SENTIR Y SE DAÑE

No Permitas Que Tu Corazón Deje de Sentir y se Dañe

“De cierto mi corazón está como el vino que no tiene respiradero, Y se rompe como odres nuevos”. (Job 32:19)


Leí alguna vez que “no hay nada que de más miedo que cuando el corazón el corazón se va”. Y pienso que esto puede referirse a que cuando el corazón se va es porque deja de sentir las emociones. Y si el corazón deja de experimentar las emociones, ciertamente hay un gran peligro. Se pierde la sensibilidad, la empatía, el don o la virtud de amar. Todo resulta indiferente.

Decía un cantante de música secular que “no hay más miedo que el que sientes cuando ya no sientes na”. Porque al perder esa capacidad de sentir cuantas barbaridades y errores se cometerían. Entonces si se lastimarían muchas personas. Esto a la vez puede llevar a dos cosas: egoísmo o abandono. Porque si nada te importa, si ante todo eres frío o indiferente, no podrás vivir la vida completamente. Si por el contrario, te dejan de interesar los demás y solo …