lunes, 10 de mayo de 2010

Tiempo de Tomar TU Lugar y NO Dejarte Intimidar


TIEMPO DE TOMAR TU LUGAR Y NO DEJARTE INTIMIDAR

“Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”. (1 Juan 4:4)

Cada vez que te alejas de Dios es tiempo preciado que pierdes.
Cuando piensas en detenerte en el camino estás aventajando al enemigo. Cuando silencias tu voz porque sientes temor de ser juzgado o criticado, es como si estuvieras cediendo ante la presión. Cuando descuidas tu lugar y cedes tu territorio, estás permitiendo que el reino de las tinieblas se expanda. Tú no puedes permitir que tu voz se apague, ni puedes darte el lujo de enterrar los talentos y dones que Dios te ha dado. Él te ha capacitado para que pongas el corazón en todo lo que hagas o emprendas.

Retrasas tu tiempo cuando contiendes con el que te dio la vida para que fueras un hombre y una mujer de propósitos. No puedes dejarte amilanar por aquellos “Sanbalat” y “Tobías” que solo vienen a sembrar el desánimo y a tratar de entorpecer la obra. De gente negativa y murmuradora está lleno el mundo, no permitas que la oscuridad opaque el brillo celestial que Dios ha proyectado en ti. Eres luz, y la tiniebla nunca debe prevalecer ante la luz. El soldado que milita y que es comprometido, no abandona la guerra, pelea con garra y si tiene que dejar su vida en el intento para defender a su gente y a su país, lo hace.

No escuches las voces que tratan de destruir y arrebatar tus sueños. Ignora a aquellos que dicen cosas contrarias a las palabras que Dios ha declarado sobre tu vida. ¡No te estanques, muévete, camina! Que lo que se queda estático se detiene y lo que se detiene, no funciona. Recuerda que no se trata de lo que los demás piensan o digan, no son ellos los que mandan sobre tu vida. Esto se trata de un pacto entre Dios y tú. Tú le prometiste que le servirías sin importar lo que pasará a tu alrededor. Ahora es el momento de probar que le serás fiel sin importar lo que pase. Y hay algo que te puedo asegurar querido amigo y amiga que me lees, Dios será fiel. Él te pondrá sobre las alturas y caminarás con tu frente muy alta. Es tiempo de que tomes aliento e impulso y de que no te dejes intimidar por el enemigo, porque mayor es él que está contigo.

Autora: Brendaliz Avilés

Escrito Para:
http://escritosdelsilencio.blogspot.com/

www.devocionaldiario.com
www.destellodesugloria.org