sábado, 3 de julio de 2010

¡Feliz Cumpleaños a Mí!



¡FELIZ CUMPLEAÑOS A MÍ!

Era un 4 de julio de algún año cualquiera, a las 11:59 cuando Dios permitió que mi madre me trajera al mundo. Una niñita rubiecita, pelona y de tez clara llegó al hogar de Héctor y Awilda. Desde el vientre de mi madre fui dedicada al Señor y amada por mis padres. Hoy le doy tantas gracias a Dios por estos años de vida que me ha concedido. No han sido fáciles, he tenido que batallar y aunque muchas veces he querido rendirme, papito Dios me ha dado las fuerzas para continuar.

Cuando en la vida las cosas no han salido como yo esperaba. Cuando amigos han abandonado y traicionado o cuando he tenido que batallar con grandes pruebas, Dios me ha sustentado y llenado con su gracia y amor. Sin embargo, puedo decirles que la vida es demasiado hermosa. Aprendí que cada minuto es un regalo irrepetible. Y que las espinas son las que protegen y embellecen a la rosa.

A papito Dios le plació mirarme, cuidarme, guardarme. Desde pequeña él ha sido mi más grande amor, pasión e inspiración. Me gusta cantarle, decirle cosas bonitas a través de mi oración. Amo aprender cosas nuevas y me encantan las personas. Desde los más niños hasta los más ancianos para mi son importantes y de todos aprendo. Desde niña aspiraba también a grandes cosas, he sido una soñadora.

Me gusta mucho leer, escuchar música, soy romántica de las que casi no se encuentran, y me apasiona escribir. Le pido a Dios mucha sabiduría porque me encantaría poder escribir muchos libros hermosos y que ayuden a las personas. Quiero contarles que este año en especial me siento muy bendecida porque he recibido mucho amor a través de todos ustedes los que me leen, que me escriben y que de alguna manera me hacen parte de su vida.

La Biblia dice que cuando uno se deleita en el Señor el concede las peticiones más anheladas por nuestros corazones. Y yo puedo dar fe de eso. Dios me ha permitido a través de este medio escribir muchas de las cosas que siente mi corazón y también me ha permitido poder escribir un libro que espero sea el primero de muchos. Dios me ha permitido poder compartir con tanta gente de la que he aprendido y también he podido dar.
Le doy gracias a Dios porque me ha dado unos padres que no merezco, porque son bien maravillosos. Ellos me han amado incondicionalmente y me han apoyado y creído en mis sueños. Solo tengo una hermana y es una bendición y gran regalo a mi vida, ella me alienta, conforta, ayuda y anima. Tengo muchos conocidos, algunos amigos, pero esos amigos han sido a mi vida tesoros preciosos. Vivo agradecida de mi Dios porque sé que mi vida es un milagro maravilloso y no me canso de glorificarlo por su obra maravillosa en mí.

Me siento bien honrada y agradecida de poder escribir para Devocional Diario, Destello de su Gloria, Mensajes de Ánimo y de mi página personal. Hoy quiero desearme feliz cumpleaños a mí. ¿Saben por qué? Porque hubo un tiempo donde no lograba ver lo bueno y bello que había en mí. Hubo un tiempo donde me costaba mucho aceptarme porque otros me querían hacer sentir inferior. Pero hoy asombrada puedo ver como Dios me guiado y que cada experiencia que me ha permitido vivir (aunque muchas hayan sido dolorosas) han hecho de mi una persona mejor. Hoy con humildad en mi corazón puedo decir “Señor, gracias porque me haces sentir orgullosa de mí”. Y no es ese orgullo ensordecedor que mata. Hablo de ese orgullo que siento al saberme hija de Dios y al saber que estoy haciendo parte de mi misión en este mundo. Dios dice que debemos amarnos primero y hoy yo quiero que ustedes sepan que aunque me ha costado trabajo, puedo amarme y por tal razón puedo amarles a ustedes aunque no nos conozcamos en persona.

¡Gracias Señor por otro año de vida que me has concedido! Te alabaré y glorificaré mientras tenga vida y cuando ya no la tenga, allá en el cielo te cantaré y escribiré muchos más versos.

En el amor del Señor,



Brendaliz Avilés


PD. Para aquellas personas que les interesa conocer un poquito más de mí. Les dejo saber que mi color favorito es el rojo y que también me gusta el morado y el azul. ;)

Y que no soy perfecta, tengo miles de defectos, pero Dios se perfecciona en medio de mis debilidades. Que si no fuera por su gracia y por su amor hoy yo no estuviera aquí.