lunes, 11 de octubre de 2010

UNA SOMBRA LLAMADA PASADO

Una Sombra llamada Pasado

¿Cuántos hemos deseado borrar el pasado? Creo que todos en algún momento lo hemos deseado pero, ¿cuántos hemos trabajado con la sombra del pasado?

Muchas veces queremos olvidar el pasado y borrar aquello que algún momento nos afecto. Creemos que ya no nos afecta porque no lo recordamos o ya nos sentimos bien, hasta que llega el día en que algo nos hizo recordar algo que nos afecto y ahí está el lío, en cómo podemos trabajar con ese recuerdo o ese sentimiento que creíamos superado.

La Biblia nos dice que “no nos acordemos de las cosas pasadas, ni las traigamos a memoria” (Isaías 43:18). A veces nos escudamos en ese pasaje para no trabajar con esas áreas que aún causan dolor en el alma. Vivimos en la mentira de que todo está bien, caminando sobre un frágil suelo corriendo el riesgo de que en cualquier momento se desmorone y quede expuesto ante toda una terrible caída.

Debemos ser honestos con nosotros mismos y trabajar con esa sombra llamada pasado. El único que puede sanar el pasado es Dios. Cuando abrimos nuestro corazón a Dios y le entregamos eso que nos molesta, el sanará el dolor con su bálsamo de amor.

Nuestra oración debe ser Dios, ten misericordia de mí, porque estoy enfermo; Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen (Salmo 6:2). Cuando oramos a El y le pedimos que El intervenga en nuestra vida, El nos escucha, ten la certeza de que sanará tu corazón y hará cosas nuevas sobre tu vida que aún tú no conoces, abrirá un camino seguro donde puedas caminar con seguridad y abrirá ríos de bendición sobre tu vida (Isaías 43:19).


AUTORA: Janet Patricia Rosa
Escrito Para: www.brendalizaviles.com