miércoles, 13 de octubre de 2010

LA MANO DE DIOS MILAGROSA


LA MANO DE DIOS MILAGROSA

Hoy los ojos del mundo miran el rescate de los mineros en Chile. Los corazones de millones de personas de todo el mundo ruegan porque cada uno de estos mineros pueda llegar con bien a tierra firme y segura. La emoción que uno siente al ver cada uno de estos rescates es indescriptible. Personalmente no puedo evitar que mis ojos derramen lágrimas de emoción, ya que dos amigos a los cuales quiero mucho viven en Chile. Pero uno de los relatos que más llamó mi atención fue el de un minero que contaba que él antes de este episodio no creía en Dios, se proclamaba ateo, pero que luego de esta experiencia, pudo confesar que creía en Dios y en sus milagros. Porque solo un milagro pudo dar vida y sostener a cada uno de esos mineros mientras se encontraban atravesando toda esta situación.

Y yo no puedo pasar un detalle como este por alto. Porque Dios siempre está presto a ayudar a sus criaturas, aún cuando muchas veces ellos dudan hasta de su existencia. Dios estuvo en medio de ese desierto literal, emocional y físico que estuvieron enfrentando estos hombres. Hoy Chile, las familias de estos hombres y gente de todo el mundo podemos celebrar la vida y el milagro que Dios hizo en estos obreros.

Lo único que me gustaría pensar es que ninguna persona que dice ser no creyente, tenga que atravesar una experiencia tan difícil como esta para percatarse de que Dios es muy real y siempre está presente para socorrernos cuando clamamos y gemimos angustiados por auxilio. No importa que en estos momentos sientas que estás cargando una cruz muy pesada, Dios está a tu lado para ayudarte a sostener su peso. Por tal razón, seca tus lágrimas y prosigue hacia el lugar a donde sabes que tienes que llegar.


Autora: Brendaliz Avilés





LOVE WITHOUT END


Love without end.


"There are not two, only one flesh, so what God has joined together, no man can separate" (St. Mathew 19:4)


There is no dificult way if we walk together.
If we hold hands we can travel a straight road.
Tempests can occur and intend to destroy what we built.
The rains and the tribulation of life put out our light. But in our hearts keeps burning the fire because this is true love. And what is real does not compare to a passing fancy. Because love is a strong knot, difficult to break and it's knots are well tied and cannot be untied easily. It is what you and I have is strong. God united us to love one another and build a life. But in our lives there are times of sadness but also times of happiness. Sometimes the ship gets rocky but later it shapes up and calmness prevails and continues to firm land. We decided one day that we would unite our lives so that always we could confront whatever lies ahead. My heart continues to beat like the day in front of the altar I promise to love you for the rest of my days. I don't think of breaking that promise. And I know that while we remain ourselves together marvelous things will happen to us because this love had a begining but without end.


Author: Brendaliz Avilés