sábado, 16 de octubre de 2010

LA MELODÍA DEL SILENCIO



Dedicado con mucho amor a dos amigas de Argentina

María Fernanda y María Florencia. No olviden nunca que Dios está con ustedes y que nunca las dejará ni las desamparará.






La Melodía del Silencio

Melodía del silencio de mi alma brota.
Llévame lejos, donde nadie pueda encontrarme,
donde el dolor no se pueda sentir y la enfermedad no exista.
Donde Tu amor y gracia sean suficientes para vivir.
Solo quiero sonreír,
volar entre las alas de tu amor desafiando la gravedad.
Encontrarme en plena comunión contigo.
Disfrutar de la paz que solo se recibe en tu presencia.
No quiero preocupaciones,
ni pensamientos que quieran apartar mi mirada de ti.
Tú eres mi centro,
aún cuando camino de noche tu luz me guía e ilumina.
En el desierto tu presencia me acompaña.

Melodía del silencio la que de un corazón con fe escribe y canta.
La que rompe las cadenas y da libertad.
Me sostienes cuando débil me siento,
me envuelves en el hueco de tu corazón buen Dios.
Me proteges y me haces sentir segura y a salvo.

Melodía del silencio que nace y brota en la más callada noche;
y que aunque es silenciosa muchos pueden escuchar si son capaces de afinar sus sentidos y recibirla en su interior.
¡Mi corazón te adora sin reservas, mi espíritu te anhela!
¡Ven buen Jesús tu hija te espera!

Autora: Brendaliz Avilés

Escrito para:
www.brendalizaviles.com
www.devocionaldiario.com
www.destellodesugloria.org