Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 2, 2010

¡ÁMATE!

¡ÁMATE!

Mucho antes de que tú y yo naciéramos ya habíamos sido pensados y amados por Dios. Según el diccionario, amor significa: “conjunto de sentimientos que ligan una persona a otra, o bien a las cosas, ideas, etc. Aquello que es especialmente querido, ternura, suavidad. Esmero con que se hace algo”.

Dios está ligado a cada uno de nosotros y la morada de él es cada corazón que lo recibe y deja penetrar en su vida. Dios tiene sentimientos fuertes hacia cada uno de sus hijos, para él somos especialmente queridos y por eso nos diseñó con esmero, ternura y suavidad.

Ahora bien, a veces no nos resulta fácil amarnos a nosotros mismos. Para muchas personas es más fácil querer y tener sentimientos hacia otros que hacia ellos mismos. Muchas personas piensan que el amor propio se basa en lo que los demás ven de ellos por fuera. Cuántos hay que se confunden pensando por ejemplo que hay tantas modelos que se aman a ellas mismas porque se ven preciosas, pero si lograrán poder ver lo que se esconde …