Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 9, 2010

ECO INMORTAL

ECO INMORTAL

“Pero sucedió que, mientras iba de camino, estando ya muy cerca de Damasco, le rodeó de pronto una deslumbradora luz celestial. Cayó a tierra, y oyó una voz que le decía: ¡Saulo, Saulo!, ¿por qué me persigues? Él preguntó: ¿Quién eres, Señor? La voz le contestó: Yo soy Jesús, a quien tú persigues”. (Hechos 9:3-5)

Hoy medito en lo que debió haber sentido Saulo cuando de camino a Damasco escuchó la voz de Dios que le decía: “¿por qué me persigues?” Ese encuentro extraordinario marcó la vida de Saulo de tal manera que hasta su nombre fue cambiado al de Pablo. De perseguidor se convirtió en seguidor, evangelista y misionero del Dios al que un día escuchó hablar y del cual recibió la invitación a servirle de verdad. Es que cuando nuestro corazón y oídos escuchan la voz de Dios nuestras vidas son transformadas de manera extraordinaria. Es que a Su presencia tiembla la tierra y se estremece el alma de emoción. Y pensando en todas estas cosas, en lo que implica escuchar la voz de D…