martes, 21 de diciembre de 2010

TOTALMENTE PROTEGIDOS POR DIOS

TOTALMENTE PROTEGIDOS POR DIOS

“Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad”. (Salmos 91:4)

Cada vez que observó a mamá gallina cuidar a sus pollitos, recuerdo ese versículo hermoso que escribió el salmista. Porque las gallinas sí que son bravas, cuidan lo que les pertenece, son protectoras y sin importar su tamaño, no temen a la hora de defender a sus polluelos. Las he visto varias veces hacer que algunas personas den una buena carrera para no ser picoteadas por ellas. Además ellas vigilan que todos sus pollitos estén junto a ella.

¡Qué hermosa la comparación que hace el salmista al decirnos que el que habita al abrigo de Dios morará bajo la sombra del Omnipotente! Es lindo imaginar a Dios protegiéndonos bajo sus grandes y hermosas alas. Saber que estamos seguros en él y que él no permitirá que pasemos por más de lo que podamos soportar. Que sin importar la tempestad que pueda estar azotando, estamos escondidos en él.

Tú y yo no estamos solos ni errabundos por el mundo. Tenemos un dueño, un padre que nos ama de manera infinita e incomparable y que desea lo mejor para nosotros. No te vayas lejos de su cobertura porque te estarás exponiendo a que el depredador de depredadores quiera robar tu alma.

Por último recordemos esa parte donde el salmista dice que escudo y adarga es su verdad. Y la adarga es un escudo hecho de
cuero y de forma ovalada y posteriormente con forma de corazón. La adarga tiene la característica de que es muy resistente a la espada y a la lanza. Sin duda Dios es la verdad más grande que cualquier persona pueda conocer. Él traspasa nuestros corazones con su amor y también lo protege de los dardos que continuamente quieren hacernos desfallecer. Así que no estés triste, regocíjate, conforta tu alma sabiendo que estás totalmente protegido bajo la cobertura de Dios.

Autora: Brendaliz Avilés


Escrito Para: www.brendalizaviles.com
www.devocionaldiario.com
www.destellodesugloria.org