domingo, 13 de febrero de 2011

Muy Personal

MUY PERSONAL

Hablamos tanto del amor y la amistad. De las cosas buenas que provoca y también de las lágrimas a las que somos expuestos a causa de él.
Hoy quiero tomar unos momentos para agradecer desde lo más profundo de mi corazón a todos ustedes, los que día a día siguen mis escritos en cualquiera de los rincones donde se encuentren.
Gracias porque muchos aún sin conocerme, me han abierto las puertas de sus corazones y me han brindado su cariño y amistad sincera. Y a los que me conocen, gracias por su respaldo y muestras sinceras de afecto.
Un día, en el momento en que menos lo imaginé Dios abrió esta ventanita para que sin salir de mi casa o país, pudiera llegar a muchas partes del mundo. Y créanme, soy muy feliz al saber que eso que en algún momento yo soñé, en el momento en que menos lo pensaba, Dios me lo concedió.
Hay muchas cosas que quiero lograr, muchos sueños que quiero alcanzar. Tantas cosas para hacer. Pero sin duda, soy feliz sabiendo que el algún lugar eso que escribo llega a los corazones de las personas y los beneficia de alguna manera. Que he contribuido y dejado una huellita en el mundo.
He abierto mi corazón para ustedes en cada ocasión que escribo. Porque solo del corazón mana la vida. Y en este día especial del amor y la amistad (aunque todos los días deberían de serlo), quiero dar gracias a Dios por todos y cada uno de ustedes. Porque también forman parte de mi vida y también están incluidos en mis oraciones. Solo puedo decirles, conceda Jehová todas sus peticiones de acuerdo al propósito y voluntad que tenga con las vidas de cada uno de ustedes.

Con todo mi amor,
Brendaliz Avilés

ME GUSTAS


ME GUSTAS


¿Sabes cuál es la parte que más me gusta de ti?
Es tu corazón…
Porque me cautivó, porque me desarmó.
Porque con tu ternura me desprendiste del temor.
La luz que emites, tus destellos de alegría llenaron mi vida
y disiparon mi soledad.
Me hicieron ver la vida de un color diferente.
Tú has llenado mi alma, me has dado satisfacción.
La noche me parece más romántica y en el día,
el sol brilla con más fulgor.
Eres el lucero que brilla en mi cielo,
en mi Universo solo existes tú.
Me gusta tu sencillez, tú sutil delicadeza.
La paz que me transmite tu mirada y
el toque de tus frágiles manos.
Tienes el ímpetu de la ola,
pero eres caricia que abraza el alma.
Tienes todo, no necesitas nada.
Eres exactamente lo que yo necesitaba.

Autora: Brendaliz Avilés


Escrito Para: www.brendalizaviles.com