martes, 8 de marzo de 2011

Carta Para Mi Amor Eterno, Dios el Rey de Mi Vida


CARTA PARA MI AMOR ETERNO, DIOS EL REY DE MI VIDA


Querido Dios:


Tú significas todo para mí. Has llenado mi vida de sueños e ilusiones. Has tallado en mi corazón la palabra salvación, has impregnado en mí la esencia del amor. Puedo remontarme en las alas de la verdad y estar confiada en tu Palabra. Yo encontré seguridad cuando miré al Calvario y pude recibir el abrazo que me dabas con tus manos extendidas que me invitaban a vivir una vida nueva y diferente.
Has pintado mi vida de colores, has puesto el sol de la esperanza y el arco iris de la redención. Has bordado con alegría las penas que descocían mi alma. Has hecho nueva cada cosa rota o destruida por personas o situaciones de la vida. En mi ser hay una inmensa gratitud por todas las cosas maravillosas que has hecho. Tú has borrado mis errores y pecados, no te has acordado de ellos, ni siquiera los has mencionado.
Me has llevado a tu casa y me has tratado como nunca nadie lo había hecho. Yo quisiera poder ofrecerte mi ofrenda, entregarte cada pedazo de mí. Nunca entristecer tu corazón con un mal apto o actitud. Porque lo que tú me has brindado no se compara con nada de este Universo. Es demasiado sublime y fuera de este mundo. Dulce e incomparable, infinito, basto y ancho como el cielo; y más profundo que el océano.
Tú eres el amor y me encontraste a mí, yo puedo amar porque tu amor se plasma sobre mi vida con el lienzo celestial de tu presencia. Te amo y por siempre a tu lado quiere vivir.

De tu hija que te ama con todas las fuerzas de su alma,

Autora: Brendaliz Avilés