Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 24, 2011

Con Voluntad de Vivir

CON VOLUNTAD DE VIVIR

“Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí”. (San Marcos 10:48)

El otro día me encontraba en la oficina de mi médico y resulta ser que ahora hay que llenar una hoja donde cada persona escoge unas opciones y declara qué se debe hacer con ella en caso de que tengas un accidente o estés en una situación entre la vida y la muerte.

Escuché a una señora comentar: “pese a todo lo que he pasado y mira que he tenido que luchar, siempre digo que con voluntad de vivir”. Fue entonces que pensé que la voluntad implica el deseo, la decisión y la acción de querer o no hacer algo. Meditando tranquilamente, pensé en el ciego Bartimeo. Porque personalmente, considero que este hombre tenía muchos deseos de vivir. Que estaba cansado de no ver y de tener que mendigar para comer y subsistir. Creo también que estaba harto de pedir y de tener que esperar a que alguien se apiadara y tuviera misericordia de él.

Por eso, no d…

UN HOMBRE MÁS GRANDE

UN HOMBRE MÁS GRANDE

He estado meditando profundamente en las características que hacen a un hombre grande. Esto debido a que he visto ya varios anuncios publicitarios donde promocionan pastillas para la impotencia sexual o el aumento sexual. Y me parece tan ilógico, tan irracional y superficial que midan la grandeza de un hombre de acuerdo al tamaño de su pene o de acuerdo a su calvicie.

Personalmente, pienso que a un hombre no lo hace más grande el tamaño de su pene, ni su estatura ni su belleza. Tampoco cuánto presuma de ser fuerte, ni tampoco la popularidad que pueda tener. No lo hace mas viril el cuántas mujeres haya llevado a su cama, ni lo hace más firme el hecho de que predomine sobre su mujer. A un hombre no lo hace grande ni su billetera, ni su carro, ni las mansiones o posesiones que pueda tener.

La grandeza de un hombre está en lo inmenso de su corazón y en la pureza de sus sentimientos. En la fuerza interna que a diario encuentra para luchar por ser mejor con él mismo y con…

¡El alimento que da vida!

¡EL ALIMENTO QUE DA VIDA!

“Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca”. (Apocalipsis 1:3)

Nuestro cuerpo requiere de alimentos para mantenerlo vivo y saludable, ¿pero de qué te sirve alimentar tu cuerpo sin alimentar tu espíritu? Los seres humanos somos un espíritu que tenemos un alma y vivimos dentro de un cuerpo. Lo primero en alimentar debe ser nuestro espíritu y no hay mejor alimento que este: Leyendo diariamente la palabra de Dios.

No podemos vivir en la ignorancia, pensar que si leí un capítulo de la Biblia en el día de ayer, servirá para sustentarme en el día de hoy. Ninguno puede saciar su estómago con el recuerdo de lo que ingirió en el día de ayer. Dios nos provee de alimentos diariamente, nos da la capacidad y la habilidad para prepararlos, pero de nosotros depende accionar el botón de comerlos, masticarlos y digerirlos.

Lo mismo pasa en el mundo espiritual, Dios nos provee de la Pa…