jueves, 23 de junio de 2011

En Zona de Desastre



EN ZONA DE DESASTRE

“Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia. (Salmos 127:1)

Hay momentos en que sentimos que nuestra vida está en ruinas. Lo que estamos viendo a nuestro alrededor es una zona que ha quedado destruida. Miramos los escombros y pensamos en cómo podremos comenzar nuevamente a edificar los cimientos de nuestras vidas después de tan fuerte catástrofe. El dolor es indescriptible, las preguntas son tantas

A veces, olvidamos un detalle importante y es que a nuestro lado tenemos al mejor Arquitecto de todos con sus ángeles que son el mejor equipo de rescate que pueda existir en el mundo. Quizás actualmente sientas que tu vida es un verdadero caos y desorden. Que lo que te rodea es la inestabilidad y que no hay esperanzas ni futuro para ti.

Pero Dios te invita a que hagas un contrato de exclusividad con él. No te cobrará ni un solo peso y sin embargo quedarás asegurado. Dios comenzará a hacer una obra maravillosa en ti. No debes temer que se desvíen los fondos con la ayuda que esperas, porque Dios será fiel y justo en proveerte todo lo necesario para que reconstruyas tu vida.

¡No temas al dolor! Piensa mejor en que Él desinfectará y cicatrizará cada herida que hayas recibido. Comenzarás a sentir y a ver resultados inmediatos en tu vida. Y luego de algún tiempo los demás y tu se darán cuenta de cuánto has crecido, avanzado y progresado. De las ruinas, de lo que hoy ves como tu zona de desastre, tan solo quedará el recuerdo porque vas a ser totalmente edificado y renovado.

Autora: Brendaliz Avilés
www.brendalizaviles.com