lunes, 27 de junio de 2011

DIOS ESTÁ AHÍ SEA CUAL FUERE TU SITUACIÓN



DIOS ESTÁ AHÍ SEA CUAL FUERE TU SITUACIÓN

“Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra”. (Salmo 121:2)

El día de hoy he encontrado una notita que escribí en papel amarillo y que decía: “sea cual fuere la situación, Dios está ahí para ayudarnos a atravesarla”. Pareciera que a veces olvidamos estas sencillas palabras que encierran una verdad tan grande y profunda.

Es que muchas veces no recordamos, nos atemorizamos, sucumbimos ante las circunstancias que se nos presentan porque nos parecen demasiado grandes. Limitamos, sin percatarnos, el poder de Dios al cual le creemos y servimos. Pensamos que él actúa o procede como nosotros, creemos que su mente es igual a la nuestra y por eso perdemos mucho tiempo y esfuerzo.

Intentando pelear o ganar el combate con nuestras propias fuerzas. Queremos hacerlo todo a nuestra voluntad y por momentos Dios permite que probemos, para que veamos por nosotros mismos que es Su ayuda y Su poder la que hace la diferencia en nuestras vidas. Que Su intervención y toque son los que afinan y ponen color a nuestra existencia.

Quizás experimentemos el dolor, la angustia, pérdidas y desesperación. Tal vez, en ocasiones, nuestra alma adolorida gima silenciosa por una herida que nadie ve o conoce, pero que sentimos muy honda lastimándonos. Pero Dios quiere que recordemos que él sigue estando ahí para ayudarnos a atravesar el más seco desierto, el más inundado valle de lágrimas o la noche más oscura y difícil de nuestras vidas.

Mientras escribo y reflexiono, siento su paz sobrecoger mi ser entero, esforzándome, animándome, haciéndome descansar. Y pienso que definitivamente mi vida sin Dios y sin Su amor, sólo sería un intento fallido, un aterrizaje forzoso y fatal, un destino erróneo. Pero, ¡qué maravilloso saber y percibir que él está presente siempre! Que en medio de la soledad es mi fiel compañero. Que nunca se duerme, que siempre me cuida y vigila mi fiel protector Dios.

Autora: Brendaliz Avilés

Escrito Para: www.brendalizaviles.com