martes, 26 de julio de 2011

Frases cortas de amor

Amor que tocas mi puerta, que llegas en diferentes formas impregnándome de tu esencia. Que tocas mi corazón y colocas a mí rostro una sonrisa de alegría. Amor que te instalas y haces refugio en la guarida de mi alma. Que con tu ternura me acaricias, me envuelves y me abrigas.

Autora: (Brendaliz Avilés)

Escrito Para: www.brendalizaviles.com

EL PERDÓN ES NECESARIO

EL PERDON ES NECESARIO...

He visto los estragos que deja en una persona la falta de perdón.
He visto las consecuencias, el dolor, la amargura y el veneno que causa en el corazón y que se refleja en el rostro. El perdón es vital y necesario para quien desea tener una vida en paz y libertad. Para aquellos que quieren sentir su espíritu sano y desintoxicado.

Sé que existen situaciones donde no parece fácil otorgar el perdón. Donde no es fácil dejar de sentir el rencor y el odio porque alguien te ha hecho demasiado daño. Pero si no perdonas, estarás permitiendo que esa persona te robe horas de felicidad y lo mas preciado que tienes que es tu corazón y tus sentimientos.

La primera persona que se hace un favor al perdonar es uno mismo. Quien no perdona lleva sobre sí mismo una carga muy pesada. Un equipaje que doblega el alma y que solo puede traer consecuencias negativas. Porque el odio solo trae enfermedades y añade arrugas al rostro. Sé que el perdón es un proceso que puede ser corto o largo. Pero perdonar es esencial para poder vivir más feliz.

A veces nos concentramos en la ofensa o herida que recibimos, pero también debemos estar conscientes de cuándo debemos pedir perdón por haber causado un daño. Generalmente nos presentamos ante Dios y le pedimos perdón por nuestras ofensas y pecados. Él con amor nos perdona, nos ofrece su inmensa gracia y ese perdón surge automáticamente que confesamos nuestro arrepentimiento de corazón. Es un buen día para autoanalizarnos y ver si necesitamos perdonar o ser perdonados. El primer paso comienza con la decisión que determines.

Autora: Brendaliz Avilés

Escrito Para: www.brendalizaviles.com

Más que mil palabras



Hay veces que las personas no necesitarán escuchar tus palabras, sino sentir tú presencia y saber que los comprendes. Habrá momentos en que ellos no necesitarán escuchar tus respuestas, sino sentir tu mano sobre sus hombros y que le prestes tus oídos para escuchar lo que ellos tienen que decir. A veces, solo necesitarán que les digas: "estoy contigo, te apoyo, no tengo las respuestas pero todo saldrá bien".
Así que, cuando no tengas nada que decir, sonríe, abraza, llora con la persona, dale una palmadita o simplemente permanece a su lado fielmente. Usa tu creatividad y sencibilidad y ten un detalle que salga de tu corazón porque seguramente los sorprenderás y ellos verán a Dios en ti.
Hay acciones que hablan más que nuestras palabras y al demostrar que estás ahí, eso hablará más que mil palabras.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: http://www.brendalizaviles.com/