Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 1, 2011

BRAMANDO COMO CIERVOS

BRAMANDO COMO CIERVOS
“Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, Así clama por ti, oh Dios, el alma mía.Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo”.(Salmos 42:1 y 2)
Es tan curioso e interesante que entre tantos animales y criaturas que el salmista pudo escoger para expresar lo que él sentía, se identificó con el ciervo.Era grande la necesidad que tenía David en los momentos en que escribió este Salmo.Porque cuando el corazón llora desangrado por tantas heridas y angustias, el clamor es evidente. El ciervo brama por las corrientes de las aguas porque está sediento.Pero cuando el hombre está sediento y hambriento espiritual y emocionalmente, el único capaz de mitigar su necesidad es Dios.Cuando el alma del hombre desfallece y se turba, el único que puede avivarlo y volver a centrarlo es Jehová. Cuando una persona se encuentra adolorida por los recuerdos del pasado que experimentó, el único que puede sanar y ayudarlo en medio de la recuperación que necesita es el gran Consolador.P…