Ir al contenido principal

La cosa es que lo obtengas

Pablo decía... "Corred de tal manera que lo obtengáis". 

Desde hace un tiempo estoy tratando de disciplinarme y obligarme a caminar.  Generalmente lo hago por las mañanas antes de que el fuerte calor de verano queme profundamente mi piel.  Definitivamente no ha sido fácil, pero pienso en los resultados positivos que esta costumbre me traerá a largo plazo.
A veces mientras camino siento que no voy a poder continuar.  Exhausta miro a los cielos y digo a Dios que me de las fuerzas para hacerlo.  Una vuelta a la vez, un paso a la vez hasta que me vaya acostumbrando.  Otras veces mis pies van caminando con más ligereza y optimismo, puedo respirar el aire con más paz y tranquilidad, ¡me siento fuerte!

Pero mientras camino no puedo evitar pensar que la vida misma y el caminar del cristiano es así mismo.  Uno solo se puede detener para tomar aire si lo necesita, pero no debe rendirse, tiene que continuar para lograr el objetivo.  Más aún, saber que los resultados finales producirán un gozo profundo en nosotros al saber que fuimos disciplinados y perseverantes.  A veces caminaremos con ligereza, libres como las gaviotas; pero en otras ocasiones, es muy probable que caminemos solo por inercia, solo porque sabemos que debemos hacerlo sin importar lo que pase. 

Sé por ejemplo que en mi vida espiritual, si le soy fiel, el premio será ver a Dios cara a cara y gozar de una vida en su presencia.  En la vida en general sé que si logro caminar y perder peso, tendré una mejor calidad de vida no solamente para mí, sino que también para los míos.  Es cierto que a veces desanimada quisiera abandonar o que frustrada y entristecida nada pareciera tener sentido.  Pero, definitivamente y sin percatarme creo que soy más fuerte.  Más aún sé que esa fortaleza proviene de mi Dios y de gente linda que te apoya en medio de este sendero lleno de obstáculos, pero también sorpresas por descubrir.

Ahora mismo, no puedo correr.  Pasará tal vez un largo tiempo antes de que pueda hacerlo con agilidad, sin embargo, he decidido caminar, no quiero detenerme a esperar, quiero provocar que algo bueno pase en mi vida.  Y tú que me estás leyendo en este momento, ya sea que camines, trotes o corras velozmente, lo importante es que perseveres y que lo hagas de tal manera, que no importa cuánto tiempo te tome lo obtengas.  Quizás hoy te sientas sin las fuerzas suficientes para luchar, sé lo que sientes porque soy humana como tú y tengo mis batallas personales que enfrentar a diario...  Pero no olvides que el Todopoderoso está contigo, él no permitará que llegues a un lugar sin propósito, vas encaminandote por una ruta que aunque a veces fuerte y difícil es la mejor y más segura.  Cierto que tal vez no haya atajos, pero tratemos de disfrutar de la vista y del paisaje mientras  recorramos nuestro camino.

Autora: Brendaliz Avilés 
Escrito Para: www.brendalizaviles.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mensajes Para Mamá

ORACIÓN PIDIENDO TEMPLANZA, FORTALEZA Y REALIZACIÓN DE SUEÑOS

Oración Pidiendo Templanza, Fortaleza y Realización de Sueños

Querido Dios:

Autor de mi vida, interprete de mis silencios, razón por la cual yo sigo luchando. Lo primero que quiero decirte aunque sé que lo sabes, pero me es muy necesario manifestartelo: "Te amo con todas las fuerzas de mi corazón".Acudo a ti porque necesito fuerzas para seguir luchando. Quiero ser una persona plena en cada área de mi vida.Como dice la canción: "Mi vida está en tus manos, Señor en tus manos está. Mis sueños, todos mis planes, te los presento a ti. Mi vida está en tus manos, Señor no hay otro lugar. El Dios que sabe el futuro me guiará con su amor".

Hay tantos planes, tantos proyectos, tantas cosas que tengo que realizar y a veces me siento impotente.Yo quiero más que existir, vivir. No quiero pasar mi vida deseando, quiero lograr esas cosas que ambiciono y algunas de ellas en estos momentos las veo muy lejos sin ánimos de ser pesimista porque tú que me conoces bien, sabes que me encant…

¡Feliz Cumpleaños Sister!

Querida Janice:
Hermanita, un día como hoy cumples años.  Debo decirte que estoy muy agradecida de Dios por ti.  Has sido tan importante en mi vida.  Siempre pendiente de los tuyos, con una mano extendida para ayudar y brindar tú apoyo.  Pocos conocen la esencia de tu corazón.  Pero yo sé que a todo lo que haces le pones dedicación, empeño y excelencia.  Son tantos los momentos de mi vida en que tu amor me ha conmovido.  Son tantas las lágrimas que has visto caer de mis ojos y silenciosa me has escuchado.  Otras veces me has aconsejado y has tenido razón en lo que has dicho.  
Yo quisiera tener la facultad de concederte los deseos más anhelados de tu corazón.  Porque sé que esas cosas que deseas no son vanas ni superfluas, son cosas que realmente vale la pena tener.  Y pido a nuestro Dios bendito, que todo se ponga a tu favor.  Que veas cada sueño y cada meta realizada.  Que el propósito de Dios se cumpla siempre en tu vida.  
Poder estar contigo cuando me necesites y juntas disfrutar de…