domingo, 15 de enero de 2012

Si...


Si tienes los ojos hinchados de tanto llorar, recuerda que esas lágrimitas son recogidas por Dios y que aunque no lo ves, con su pañuelo especial él las seca.
Si te duele la cabeza de tanto pensar y nada parece tener solución, recuerda que los planes y los pensamientos que tiene Dios acerca de ti siempre serán maravillosos y hermosos. Confía aunque no estés viendo nada, cree porque la fe abre las puertas que parecían cerradas. 


(Autora: Brendaliz Avilés)
Escrito Para: www.brendalizaviles.com


Ser positivo y optimista está muy bien. Hay personas que con su alegría lo hacen a uno sonreír y calmarse. Lo que no está bien es invalidar el dolor de los demás, juzgar sin saber lo que la otra persona está atravesando. Si ese positivismo hace sentir a la otra persona inválidada, entonces puedes sin querer convertirte en alguien cruel. La ignorancia muchas veces nos hace seres crueles.
Jesús ...
dijo en su palabra: "Bienaventurados los que lloran porque ellos recibirán consolación". ¡Quién mejor que Dios para consolarnos y confortarnos!
Dios por favor, que mi corazón sea conforme al tuyo.
Si otros me critican o no entienden de mi pasión o de mi manera de pensar y vivir, no importa, siempre y cuando yo sepa que estoy procediendo como tu procederías.
(Autora: Brendaliz Avilés)