Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 27, 2012

Desierto es Igual a Milagros

Desierto es Igual a Milagros
“Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos”.(Deuteronomio 8:2)
En una ocasión mi amigo Leif me dijo que Dios utilizaba el desierto para hacer milagros.Parece irónico, pero es posible.Porque cuando el pueblo de Israel salió de Egipto y estuvo caminando en el desierto por 40 años, Dios operó diferentes milagros.Algunos de estos milagros fueron los siguientes: de día les seguía columna de nube y de noche columna de fuego.Fueron alimentados con maná y luego con codornices.Vieron agua brotar de la peña y como si fuera poco sus vestiduras y calzado duraron todos esos años en el desierto sin envejecerse.
Cuando aquella viuda de Sarepta se disponía a comer la última comida con su hijo, en medio de aquella escasez, atravesando otro desierto en su vida, su fe fue retada.Elías le dice: “sírveme …

¡Papá Dios me Ayudó!

¡PAPÁ DIOS ME AYUDÓ!
-¡Hoy escribí todo en la escuela Brenda!¡Papá Dios me ayudó!Me dijo emocionado, sonriente y lleno de entusiasmo el niño.-¡Qué bueno Jayden!-(Contesté alegremente aplaudiendo efusivamente ante la alegría de este niño maravilloso).
Sí mis queridos amigos, papá Dios nos ayuda aún en los momentos más difíciles de nuestras vidas.Cuando el túnel negro y oscuro no parece terminar, cuando el dolor es tan profundo que sientes que no podrás continuar.Cuando la escalera es tan larga que pareciera no tener fin, ahí también Dios extiende su mano y nos ayuda.
Cuando una madre clama angustiada o un padre desesperado agoniza de frustración sinsaber qué hacer… Cuando una anciana llora desesperada por sentirse sola y desvalida o cuando un alma gime tristemente porque no parece haber solución ante su problema… Sigue estando Dios ahí para escuchar su clamor y darle resistencia.
Cuando recibimos fuertes golpes en el cuadrilátero de la vida y fatigados y cansados queremos tirar la toalla… …