martes, 28 de febrero de 2012

Reflexiona en esto

Esta mañana mientras meditaba en las grandezas del Señor, me puse a pensar en lo grande y maravillosa que es su obra en nosotros.  ¡Cómo explicar que durante 9 meses estamos en el vientre de nuestras madres!  Que algo tan pequeñito se comienza a formar y comienza a crecer durante 9 meses hasta que esa madre da a luz a su pequeño.  Sentir y percibir que Dios estaba ahí cuando nos concibieron y que cuido cada detalle de nosotros desde el principio y está con nosotros hasta el fin.  El misterio de la vida se encuentra en el amor y la sabiduría de Dios, quien nos formó con propósitos y para que seamos recipientes de su gloria.  Tú no eres cualquier cosa, tú fuiste creado por Dios.  Tal vez muchos te rechazaron desde el principio, pero cuando otros te dejaron, DIOS NUNCA TE ABANDONO, SIEMPRE TE HA CUIDADO.  Tienes un motivo más para alabarle y bendecir su nombre, estás en su corazón y en sus pensamientos.  Y te pregunto, ¿Dios está en los tuyos? Reflexiona y dale el lugar que solo el merece. 

(Autora: Brendaliz Avilés)
Escrito Para: www.brendalizaviles.com




"Cada pequeña cosa que quien te ama hace por ti, no es pequeña.  Realmente es bien grande y significativa porque con ella te demuestra lo qué significas para él o ella.  Así es que poco a poca esa persona fue ganando tu corazón sin que te dieras cuenta.  Y tus días se convierten en mejores porque alguien te espera, alguien se aferra a ti, alguien te ha convertido en parte de su mundo.  Alguien piensa cosas de ti maravillosas, para alguien eres demasiado especial y si no estás junto a esa persona sientes que el aire no se puede inhalar, ni exhalar igual.  Es la grandeza del amor, es la pasión y el empeño que se pone en él.  Detalle a detalle, caricia a caricia, con paciencia y dedicación esa persona ganó totalmente tu corazón.  ¡Qué cosa más emocionante y asombrosa!" 

(By: Brendaliz Avilés


¿Logras ver el corazón de las personas en las cosas que hacen? Cada vez que recibes un favor, un detalle, una oportunidad, una palabra positiva y de amor que marca tu vida o un regalo que alguien te ofrece... ¿Notas el corazón de esa persona? ¿Puedes entender que ha puesto quizás su alma, su empeño, su dedicación por agradarte, por hacerte sentir mejor? Valora cada cosa buena que recibas y desecha aquellas cosas que algunos traen para causar mal. Si aprendemos a valorar el corazón de las personas, descubriremos tesoros preciados que papito Dios nos regala a través de los demás. (By: Brendaliz Avilés)