domingo, 3 de junio de 2012

¡Feliz Cumpleaños Sister!




Querida Janice:

Hermanita, un día como hoy cumples años.  Debo decirte que estoy muy agradecida de Dios por ti.  Has sido tan importante en mi vida.  Siempre pendiente de los tuyos, con una mano extendida para ayudar y brindar tú apoyo.  Pocos conocen la esencia de tu corazón.  Pero yo sé que a todo lo que haces le pones dedicación, empeño y excelencia.  Son tantos los momentos de mi vida en que tu amor me ha conmovido.  Son tantas las lágrimas que has visto caer de mis ojos y silenciosa me has escuchado.  Otras veces me has aconsejado y has tenido razón en lo que has dicho.  

Yo quisiera tener la facultad de concederte los deseos más anhelados de tu corazón.  Porque sé que esas cosas que deseas no son vanas ni superfluas, son cosas que realmente vale la pena tener.  Y pido a nuestro Dios bendito, que todo se ponga a tu favor.  Que veas cada sueño y cada meta realizada.  Que el propósito de Dios se cumpla siempre en tu vida.  

Poder estar contigo cuando me necesites y juntas disfrutar de las bendiciones maravillosas que sé que Dios nos tiene reservadas.  En ese viaje que me gustaría dar conociendo muchas partes del mundo, me gustaría también que me acompañaras.  Salir de tiendas y disfrutar de los sencillos placeres de la vida.  Comprar zapatos, ropa, perfumes, maquillaje y carteras.  Ser eternas cómplices y también unas guerreras.

Hermanita, que este día y siempre te sucedan miles de cosas maravillosas.  Que una lluvia inmensa del favor de Dios sea derramada sobre tu vida.  Que papito Dios te de mucha salud y supla cada área de tu vida en la que necesitas su intervención.  Que conceda tus peticiones y que bendiga tu voz preciosa.  Que te siga usando para educar e instruir a niños y ya que sé que pides a Dios por mí…  Que nos permita junto con papi y mami, ver esas cosas que estamos esperando.  ¡Feliz Cumpleaños Hermanita Preciosa de mi Vida!

Con todo el amor de,
Brendaliz Avilés

BENDECIDA




BENDECIDA

Soy bendecida pues tengo vida, mi corazón late, puedo pensar y respirar.
Tengo familia que me ama, buenos amigos que me aceptan y respetan, además de gente hermosa que me rodea.  Dios es real en mi corazón y el gran motivo de mi inspiración.  Puedo escribir, también cantar, él me ha dado motivos para continuar y luchar.  Siento el amor arder cual llama incesante en mi corazón.
Soy bendecida pues soy sustentada y tengo promesas del Padre Celestial.
Hay tristezas y preocupaciones, pero a pesar de todo, aún puedo sonreír.
Es la belleza de poder percibir que mi vida no es carente de sentido, pues ese gran Alfarero la va moldeando. Soy su vasija, soy una obra, pertenezco a la colección de vasijas usadas por Dios.  Soy privilegiada, me siento halagada de que a su corazón pertenezca yo.

Autora: Brendaliz Avilés
Autorizado Para Publicar en: www.brendalizaviles.com