sábado, 23 de junio de 2012

A tres años y con conciencia...



 Hoy es sábado 23 de junio de 2012, fecha memorable para mí, pues un día como hoy hace tres años, Dios me permitió abrir un blog llamado Escritos del Silencio.  Muchas cosas han pasado en mi vida desde entonces...

Este espacio que hoy conoces como www.brendalizaviles.com, es un rinconcito especial que está hecho con mucho corazón.  Cada escrito está hecho con la pureza y transparencia de mi alma. 

Dios me ha permitido durante este tiempo escribir las cosas que veo, aprendo, callo, me cuestiono, vivo y siento.  Aquí se escriben desde devocionarios, reflexiones, pensamientos, versos de amor, mensajes de ánimo y algunas cositas que escriben otras personas.   

Este lugar no es solo mío, también es de cada uno de los que se toman el tiempo para leerme, comentar, escribirme y permiteme llegar a sus corazones a través de la distancia.

En más de una ocasión he pensado callar, guardar mis escritos solo para mí, pero no puedo dejar de compartir lo que por gracia y misericordia de Dios he recibido.  En altas y bajas, momentos de tristeza y alegría, cuando la enfermedad ha tocado mi puerta o rebosante de salud he estado, estos escritos han surgido.

Pero debo confesarles, que mis escritos mayormente surgen de las lágrimas y del dolor.  Y si ese dolor se ha canalizado y se ha convertido en fuente de apoyo, esperanza y ánimo para otros, me doy por bien servida, porque entonces mi dolor no ha sido en vano.

No puedo dejar de agradecer de manera muy especial a mis padres y hermana, que son los que están conmigo en cada proceso de mi vida.  A esos amigos que han bendecido mi vida con su compañía, hablo de esos fieles y verdaderos que no son tantos, pero sí son muy buenos.

A Enrique Monterroza quiero agradecerle con el más grande cariño su apoyo.  De hecho el dominio de mi nombre es él quien me lo regaló y hasta el momento lo ha pagado.  Muchas veces me ha alentado y entusiasmado para continuar escribiendo cuando he pensando desertar.  Sé que el galardón que Dios tiene para ti es grande, no se olvide de autografiarme sus libros cuando se haga famoso.

Gracias a ti querido herman@ y amig@ que me lees con atención.  Que lloras y ríes conmigo, que meditas y que agradeces a Dios todas sus bendiciones.  Que te sigues aferrando a Dios aún cuando muchas veces no ves nada en el camino.


Puedo decir que te comprendo, pues mi perigrinar por esta vida ha sido tomada de la mano de Dios y aferrándome a mi fe.  He caminado por esa fe y no por lo que veo o siento, pues si muchas veces me dejara llevar por lo que veo, sencillamente tendría que pararme en una esquina y sentarme a llorar.


Pero sé que Dios a través de cada prueba que he atravesado me ha estado dotando de las herramientas para seguir adelante.  Él me ha dado la fortaleza para hasta el día de hoy poder seguir escribiendo y viviendo.


Gracias por todas sus oraciones que son las que me mantienen en pie.  Yo también aún sin conocerlos, ni saber sus nombres, ni necesidades, los presento en mis oraciones.


A tres años y con conciencia de que si no fuera por la gracia de Dios este blog no existiría agradezco infinitamente  a Dios por regalarme este don que valoro tanto y considero maravilloso.  Por prestarme las palabras y los sentimientos para que el mensaje pueda llegar a ustedes y ustedes sentir esos escritos como suyos.


Dios solo te pido con mi corazón en mano y con la sinceridad que me caracteriza que me des las fuerzas suficientes para continuar escribiendo hasta el día que me muera o vengas a buscarme.  Que no dejes que mi silencio sea en vano, sino que se convierta en fuente de vida, amor y esperanza para muchas vidas.


Este es mi pequeño granito de arena, mi legado para el mundo.  Lo que a veces no digo hablando, pero que digo mejor escribiendo.  Quedo en sus corazones como todos ustedes están en el mío.


Con amor,
Brendaliz Avilés

Mientras Duermes

Da click sobre la imagen y podrás leerla mejor