jueves, 6 de septiembre de 2012

MENSAJES DE AMOR








Caminando Entre la Niebla





Caminando entre la niebla…

Querido Dios:

Te sigo entre la niebla porque te creo pero no veo nada.  El camino se ha tornado oscuro y difícil, hay muchas trampas que intentan confundirme y hacer que tropiece.  Pero siempre de alguna manera tú colocas un faro de luz que me guía por la senda dónde debo caminar.  Creo que tu luz siempre prevalece aunque parezca que la oscuridad es cruel y abrumadora.  Ante tu resplandor nada puede resistirse.

Es fácil creer para aquellos que todo lo ven, racionalizan y piden evidencias.  Pero tener fe cuando parece que no hay nada, cuando las cosas comienzan a mostrarse en tu contra, cuando nada parece tener sentido, eso es fe.  Subir la montaña empinada aún cuando te resbalas mil veces y sientes que vas a caer desde lo alto, es fortaleza y convicción.  Luchar por llegar a la meta aún con los tobillos lastimados y el alma desgarrada, eso es perseverancia y enfoque.

Por eso amado Dios sigo tras tus huellas cada día.  Porque tú eres el camino, la verdad y también la vida.  Porque a ti siempre puedo acudir sabiendo que no fallarás.  Aún en las tinieblas más densas, puedo descansar que cual faro me iluminarás para que yo al lugar de mi destino pueda llegar.  Pero quiero pedirte que por favor, que seas mi brújula perpetuamente, porque sin ti seguramente podría perderme.  Pero tú eres mi norte, mi castillo y mi confianza.

Sí, es cierto que ahora no puedo ver claro el camino.  Pero aún así estoy convencida que tu luz predominará en mi vida y que la oscuridad cambiará porque vendrá un nuevo día.

Autora: Brendaliz Avilés