miércoles, 10 de octubre de 2012

La Paciencia


La Paciencia…

Cuando uno espera pacientemente por algo, es porque piensa que eso que está esperando bien vale la pena.  Las cosas buenas toman su tiempo y cuando llega el momento perfecto uno las disfruta con el corazón abierto y las manos llenas.  Uno de los frutos que trae la paciencia es el amor y también la experiencia.  Se adquiere la madurez y la aceptación de las cosas que no podemos cambiar.  La paciencia permite también que una crea que pueden pasar cosas maravillosas en el momento menos sospechado, pero a la vez uno se siente listo para recibirlas.  Vivir cada detalle a flor de piel, con optimismo y esperanza, aguardando las mejores cosas es algo que se va adquiriendo con el pasar del tiempo.  Ojala que en el jardín de nuestro corazón a medida que nos vayamos conociendo crezcan flores con los más bellos sentimientos.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com


¡Cuántas veces has sentido que tus sueños caen destrozados al suelo!
¡Cuántas ocasiones has pensado que no podrás más!
¿Cuántos por qué y para qué te has preguntado?
Pero, ¿cuántas veces Dios ha soplado en ti nuevos sueños que se han cumplido?
¿Cuántas veces te ha levantado y dado fuerzas ese Padre Celestial para que puedas continuar caminando por el sendero de la vida?
Y aunque no has comprendido infinidad de veces el por qué y el para qué, finalmente has descubierto que todo en tu vida ha obrado para bien porque lo tienes a Él de tu lado sosteniéndote y ayudándote siempre a salir adelante.
Recuerda que lo que nosotros no podamos hacer, Dios lo realizará.
Autora: Brendaliz Avilés