Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 31, 2012

LA VERDAD FRENTE A TUS OJOS

LA VERDAD FRENTE A TUS OJOS
Rocky nació de una gata del vecindario.  Mi hermana le puso ese nombre porque tenía sus pelitos parados y una carita muy bonita.  Aunque no era nuestro, finalmente le tomamos afecto.  Era intrépido, dormilón y holgazán.  Nos parecía un gato muy peculiar,  por tal razón, aunque no era nuestro, lo alimentábamos.  Ha pasado el tiempo y Rocky ha ido creciendo.  Con el pasar de los meses sospechamos que estaba enamorado porque salía por las noches y regresaba en las mañanas.  Mi hermana bromeando le decía: “¡Rocky, esa gata no te conviene, déjala!”  Y todos comenzábamos a reír.
Lo interesante del caso es que en una ocasión, Rocky desapareció por varios días.  No nos habíamos percatado que había subido de peso últimamente y que de la noche a la mañana se veía más delgadito.  Tampoco habíamos caído en cuenta de que cuidaba a unos nuevos gatitos, pero asumimos que él era el padre de esos gatitos y que estaba tomando su rol.  Yo pensaba que se veía tan maternal porque…