Ir al contenido principal

VIENTOS DE GRAN BONANZA




Tiempos de Grande Bonanza

Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza.”.  (San Mateo 8:26)

El viento era contrario, pero eso no impediría que Dios se moviera y obrara su milagro.  Había adversidades, pero nada ni nadie, limitarían su poder.  Las aguas amenazaban con que la embarcación naufragara, pero Jesús era el puerto seguro donde ellos podrían refugiarse.  Ellos sintieron temor de ahogarse, pero Jesús les invitaba a confiar en que bajo su amparo estarían seguros, protegidos y a salvo.  Dudas querían opacar el panorama, pero Jesús les instaba a viajar y conquistar el camino de la fe.  Ellos tenían que enfrentar el miedo siendo confrontados con las palabras que Jesús les decía.  Debían creer en las palabras que por tanto tiempo él les había estado hablando, aún cuando las circunstancias de sus vidas parecieran contrarias a lo que esperaban.  La tormenta los tambaleaba, el agua entraba al barco mojando todo a su alrededor.  A duras penas lograban mantenerse de pie, gritaban asustados, buscaban por todos lados, parece que habían olvidado que Dios estaba a su lado.  Y cuando presurosos dijeron: “¡Señor, sálvanos, que perecemos!”  Él les dijo: “¿por qué teméis, hombres de poca fe?”  Entonces reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza.  Así nos pasa, queridos amigos cuando enfrentamos las tormentas y tempestades de la vida.  Amedrentados y confundidos, muchas veces preguntamos al Señor, ¿es qué acaso no tienes cuidado de nosotros?  Sentimos y pensamos que no vamos a poder, espantados y atemorizados, creemos que Dios se ha olvidado o ha perdido detalle de lo que estamos confrontando.  Pero, Jesús con voz dulce y serena nos dice que confiemos, manda a cesar lo que hasta el momento nos había estado turbando, agobiando, molestando y entonces hay grandes tiempos de bonanza.  Los vientos cambian, la mar se aquieta, el panorama cambia, renacen las esperanzas, brotan nuevas semillas de fe y la paz llega.  Dios quien tiene todo poder y autoridad está justo al lado de nosotros.  Nunca nos abandonará ni nos desamparará, pero es menester de nosotros confiar y no olvidar que él está muy cerca de nosotros y si somos fieles y obedientes la victoria nos ha de dar.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com



Comentarios

  1. Querida amiga Brendy!
    Impresionante este escrito!
    Lo que no entendemos los cristianos es que la fe mueve montañas y que Dios, el más grande, camina a nuestro lado contando nuestros pasos. El deseo de Dios es que caminemos sobre las aguas como lo hizo Pedro.
    Nuestra fe tiene que crecer día a día.
    Que el Señor te siga iluminando querida niña, y que a través de ese hermoso don que tienes, puedas tocar cada día más corazones.
    Nunca te olvides que estas dos amigas te quieren muuuuuuuuuuchooooooooooooo!

    María Florencia y María Fernanda S.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe tu comentario

Entradas populares de este blog

Mensajes Para Mamá

ORACIÓN PIDIENDO TEMPLANZA, FORTALEZA Y REALIZACIÓN DE SUEÑOS

Oración Pidiendo Templanza, Fortaleza y Realización de Sueños

Querido Dios:

Autor de mi vida, interprete de mis silencios, razón por la cual yo sigo luchando. Lo primero que quiero decirte aunque sé que lo sabes, pero me es muy necesario manifestartelo: "Te amo con todas las fuerzas de mi corazón".Acudo a ti porque necesito fuerzas para seguir luchando. Quiero ser una persona plena en cada área de mi vida.Como dice la canción: "Mi vida está en tus manos, Señor en tus manos está. Mis sueños, todos mis planes, te los presento a ti. Mi vida está en tus manos, Señor no hay otro lugar. El Dios que sabe el futuro me guiará con su amor".

Hay tantos planes, tantos proyectos, tantas cosas que tengo que realizar y a veces me siento impotente.Yo quiero más que existir, vivir. No quiero pasar mi vida deseando, quiero lograr esas cosas que ambiciono y algunas de ellas en estos momentos las veo muy lejos sin ánimos de ser pesimista porque tú que me conoces bien, sabes que me encant…

¡Feliz Cumpleaños Sister!

Querida Janice:
Hermanita, un día como hoy cumples años.  Debo decirte que estoy muy agradecida de Dios por ti.  Has sido tan importante en mi vida.  Siempre pendiente de los tuyos, con una mano extendida para ayudar y brindar tú apoyo.  Pocos conocen la esencia de tu corazón.  Pero yo sé que a todo lo que haces le pones dedicación, empeño y excelencia.  Son tantos los momentos de mi vida en que tu amor me ha conmovido.  Son tantas las lágrimas que has visto caer de mis ojos y silenciosa me has escuchado.  Otras veces me has aconsejado y has tenido razón en lo que has dicho.  
Yo quisiera tener la facultad de concederte los deseos más anhelados de tu corazón.  Porque sé que esas cosas que deseas no son vanas ni superfluas, son cosas que realmente vale la pena tener.  Y pido a nuestro Dios bendito, que todo se ponga a tu favor.  Que veas cada sueño y cada meta realizada.  Que el propósito de Dios se cumpla siempre en tu vida.  
Poder estar contigo cuando me necesites y juntas disfrutar de…