Ir al contenido principal

Bonitas por Dentro y por Fuera






BONITAS POR DENTRO Y POR FUERA

“Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio; Y renueva un espíritu recto dentro de mí”.  (Salmos 51:10)

Ante una sociedad que cada día nos exige más, es fácil como mujer, sentirnos ansiosas y presionadas.  Muchas veces nos obsesionamos con querer cumplir con los estándares que otros dicen que están bien.  Creo firmemente que mejorar nuestra apariencia, refuerza nuestra autoestima y por ende también nuestra confianza.  Sin embargo, no es menos cierto que los cambios más sinceros, positivos y grandiosos, son los que surgen desde nuestro interior.  Porque es en nuestro ser de donde proviene esa fuente y fortaleza que puede renovarnos día tras día.  Luchamos por mejorar nuestra figura, el cabello, la cara, las uñas y el cutis entre muchas otras cosas.  Queremos oler bien, vernos radiantes, jóvenes, exquisitas y perfeccionarnos de tal modo que proyectemos belleza.

El otro día un amigo me decía que de qué valía que una mujer fuera muy hermosa por fuera y cuando la conocieras descubrieras que su interior estaba hueco.  Más que belleza física, necesitamos amarnos y sentirnos bien con nosotras mismas independientemente de nuestra estatura, color, forma y pequeñas imperfecciones.

¡Quiero ser bella, pero me niego a ser una mujer hueca por dentro!  Vacía, superficial, carente de ideas o pensamientos.  ¡Me niego a ser un maniquí de esta sociedad!  Y así como a diario intento trabajar y arreglar aquellos detalles físicos en los que siento que debo mejorar; de esa misma manera quiero ocuparme en cuidar y nutrir mi espíritu, intelecto y sentimientos.  Quiero proyectar ese tipo de belleza especial que brote desde interior hacia afuera.

No es un alargador de pestañas, ni un rímel, ni unas sombras las que harán mi mirada más dulce.  Ni el color de mi hermoso y sensual labial lo que hará mi sonrisa más perfecta o más serena.  Una base podrá cubrir mis pecas, manchas o imperfecciones, pero no podrá ocultar mis tristezas o preocupaciones.  El maquillaje servirá para resaltar la belleza que ya todos poseemos si la sabemos destacar.  Pero quienes somos nosotras realmente y lo que de nosotros resalta va más allá de un simple maquillaje porque es nuestra esencia, es lo que verdaderamente somos.

En este momento, recuerdo las palabras del salmista cuando decía: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio; Y renueva un espíritu recto dentro de mí”.  El clamor de mi ser en este preciso instante es cada día poder embellecer mi alma.  Que de ella surjan los más lindos destellos de amor que irradien a todo el que me rodea.  Que otros puedan oler el perfume de Dios a través de mi vida y queden impregnados de su esencia.

Mujer, es tan importante que comprendamos ese valor tan especial que poseemos naturalmente.  Cada día trabajemos en mejorar todo aquello que podamos por afuera, si eso nos hace más felices y seguras, pero sin olvidar nuestro corazón.  Porque nuestro corazón es esa pieza delicada y a la vez fuerte de donde proviene nuestra vida y nuestros pensamientos.  Esos pensamientos que luego se concretan o se derrumban.  Con esa vida y esas ideas podemos escalar hasta llegar a la cima más alta o destruirnos y descender hasta el más ardiente y sofocante infierno emocional.

Mujer, tú eres bella y demasiado especial.  Eres la más hermosa expresión y armonía del amor de Dios.  La próxima vez que te sientas insignificante, reflexiona que fuiste creada y diseñada por la misma mano de Dios.  Tienes razones suficientes para sentirte orgullosa, luchar y salir hacia adelante.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Especialmente Para: www.brendalizaviles.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

CARTA PARA UNA MADRE QUE HA PERDIDO A SU BEBÉ

CARTA PARA UNA MADRE QUE HA PERDIDO A SU BEBÉ

Sé que no existen las palabras suficientes para consolar ante una pérdida tan grande, pero con mucho respeto y amor dedico esta carta a una madre que perdió a su bebé de dos días de nacida. Espero que de alguna manera reciba consuelo y que a través de ella encuentre fortaleza.

Querida Mamá:

Sé que el momento que ahora estás viviendo no es el mejor. Que el dolor que sientes en tu corazón es difícil de calmar y que las ilusiones y los planes que habías construido para mí, ya no existen.

Mientras estuve en tu vientre sentí todo ese amor que tenías para mí. Sé que nuevos sentimientos, sensaciones y emociones experimentaste porque yo crecía dentro de ti. ¡Es tan maravilloso el vínculo que pueden tener las madres con sus hijos!

Sé también que todo estaba preparado para mi llegada, que rebosabas de alegría y esperanza. Pero a pesar de que nací, fue breve mi momento aquí en la tierra. Dios quiso que volviera al cielo y que tú desarrollaras una fortalez…

Mensajes Para Mamá

¡FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDA AMIGA MÍA!

Hola:
Hoy deseo brindar a través de este escrito un sencillo homenaje o regalo especial a una amiga muy querida de México. Ella se llama Rosa María Baeza, cariñosamente llamada Bindi por algunos de los que tenemos el honor de llamarla amiga. El pasado 6 de julio ella cumplió años y yo quería darle algo especial. Aunque ya esa fecha pasó, creo que nunca es tarde para hacerle llegar un regalo directo de mi corazón. Cariñosamente nos decimos "comadres". Ella tiene todo mi respeto y admiración por ser exactamente quien es y por ese corazón tan tierno y sensible en el que caben muchos. Amiga, que Dios te siga inspirando para que sigas escribiendo y mostrando al mundo tus hermosos versos y escritos. Te quiero mucho.

¡Feliz Cumpleaños Querida Amiga Mía!

Es tu cumpleaños y yo quisiera obsequiarte algo muy especial.
Un regalo que no lo borre el paso del tiempo, ni pierda su valor con los años.
Tú mereces que se sucedan las mejores cosas…
Un cielo infinito de estrellas, una armonía de sonr…