lunes, 14 de enero de 2013

MENSAJES DE ALIENTO



En Chile existe un lugar donde se puede ver el toque de Dios de forma especial y maravilloso. El desierto florido de Atacama, es un lugar donde bellas y exuberantes flores pueden crecer alegremente, independientemente de las condiciones climátologicas.  Aún la naturaleza nos da lecciones tremendas, pues así como esas flores pueden crecer en medio del desierto, nosotros también debemos crecer, expandirnos y salir hacia adelante, a pesar de las situaciones que estemos confrontando en nuestras vidas. Muchos asombrosamente al vernos, pensaran en cómo podemos florecer a pesar de que estemos pasando cualquier situación adversa o difícil y nosotros sabremos que es Dios quien nos infunde las fuerzas y nos revitaliza para que podamos florecer aún en medio de nuestros desiertos más crueles.
Autora: Brendaliz Avilés



Por más pequeñita e insignificante que parezca una luz, brilla.  Hay ocasiones en nuestras vidas en que sentimos que nuestra luz no se refleja o que otros no la pueden ver. Pero aunque esto nos parezca así, si tenemos a Dios dentro del corazón y permitimos que él nos guíe y nos dirija, podremos iluminar aún como luciérnagas en medio de la oscuridad. Y las luciérnagas en medio de la oscuridad se ven hermosas y brindan esperanza. Otras veces nuestra luz será chispeante, con un fulgor tremendo que se verá a simple vista. Lo importante es que sea tu luz pequeñita o grande, igual puedes hacer la diferencia en la vida de otros.  Permitamos que la chispa electrizante de Dios inunde nuestras vidas para poder compartirla con los demás.
Autora: Brendaliz Avilés