martes, 12 de marzo de 2013

Cruza el Puente





Cruza el Puente

Es el momento de que cruces el puente.  ¡No tengas temor porque Dios está contigo!  Es el momento de que actúes, Dios te ha dado la sabiduría y las herramientas para que puedas salir adelante.  ¿Tienes dudas que intentan detenerte? ¿Recuerdos del pasado que amenazan con amedrentarte y sientes que vas a fracasar? ¿Fueron muchos los errores que cometiste anteriormente y dudas si esta vez puedas hacerlo bien?  ¿Son muchos los que te señalan o que están esperando ver si tropiezas o te caes para señalarte?  Dios dice en su palabra algo maravilloso, sin importar que otros te puedan señalar por lo que pudo acontecer atrás…  Él te dice en Isaías 43:18-19 No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.  He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad”.  Así que este es tu nuevo momento, tu gran oportunidad de recomenzar, por el pasado no puedes hacer nada, los errores se enfrentan y se asumen, pero hoy tienes la oportunidad de marcar tu presente para que tu futuro sea uno brillante.  ¡Inténtalo que de los cobardes no se ha escrito mucho, solo que fueron cobardes!  Agarra el toro por los cuernos y enfrenta tus miedos, porque si no ellos te perseguirán a ti toda la vida y triste es vivir sintiéndose fracasado.  Dios promete estar contigo, no acordarse de tu pasado y hacer cosas nuevas en tu vida.  ¡Pronto saldrá la luz, vas a ver el camino con más claridad!  ¡Pronto el desierto será un sendero por el que podrás atravesar serenamente!  ¡Pronto tu soledad será solo un recuerdo!  Así que no te desanimes, Dios te ha dado lo que necesitas para que esta vez puedas salir airoso.  Que la vida es una escuela, que a veces se pierde y otras se gana.  Que hay lágrimas en el sendero, desilusiones y decepciones; pero también hay sonrisas, gratas esperanzas y nuevas ilusiones.  ¡No te quedes rezagado, ve por lo tuyo, porque te toca a ti conquistar tu victoria y cosechar tu propio éxito!  ¡No temas seguramente tú podrás salir adelante!  No es solo motivación, sino más bien que la palabra de Dios es real y esas promesas están reservadas para todos aquellos que crean en ellas.

Autora: Brendaliz Avilés

Dios Suplirá lo que me Falta