Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 30, 2013

LOS DÍAS EN EL DESIERTO

Los días en el desierto



Querido Padre: Aquí me encuentro nuevamente. Me urge hablar contigo… Cuántas cosas quiero hoy expresarte y no sé cómo empezar… Cuando me introdujiste en este desierto siempre sentí que no sería fácil, Pero hace un tiempo estoy sintiendo mucho agobio y la lucha es muy fuerte. Las cosas día a día empeoran y nuevos inconvenientes surgen que me impiden avanzar. Cristo de mi alma,  te ruego que sostengas mis pies porque estoy a punto de resbalar. Rodéame de tu favor y misericordia porque hoy más que ayer necesito de ti. Los peligros se aumentan en este desierto. He tenido al demonio hablándome por varios días, Cosas feas susurró a mi oído y aprovechándose de la debilidad que siento, Entre varias cosas me dijo,  que todo esto no tiene sentido, que los malos tienen impunidad  y tú no los reprendes. Me dijo: no ves que los impíos,  están  en mejores condiciones que vos… El enemigo no tiene poder sobre mí, porque yo soy hija tuya Señor. Vengo a ti  porque la única disciplina que  ace…

CORAZÓN

CORAZÓN...

Corazón sigues latiendo dentro de mí,
te siento a pesar de que a veces parece que lates más lento.
Aún cuando muchas veces herido y destrozado,
piensas que no vas a latir más.  Corazón vas a salir adelante,
porque estás guardado y cuidado por Dios.
Pareces frágil, pero eres más fuerte de lo que imaginas.
Corazón, ¡no te rindas, camina!
No importa si sientes que son lentos tus pasos,
si no te detienes, lograrás llegar a la meta.
Corazón, sonríe porque sigues vivo dentro de mi ser,
y mientras haya vida, hay esperanzas.
Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com