Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 20, 2013

Sea cual fuere...

Esa carga

Esa carga que tanto te pesa tienes que dejarla ir. A veces la sueltas, pero a las horas o al otro día la vuelves a cargar. Ese dolor que hoy te parece tan grande que nadie puede anestesiarlo, sanará con el tiempo. Esa herida cicatrizará si permites que Dios te ayude con ese dolor. Pero debes recordar que el proceso de desinfectar y curar esa herida es doloroso y muchas veces tarda algún tiempo. Pero cuando esa herida logra cicatrizar, aunque no eres él mismo o la misma, podrás convertirte en una persona más fuerte y madura. Sus brazos amorosos quieren cobijarte y sus hombros y pechos están accesibles para que puedas recostarte sobre él. Hoy Dios te dice: ¡Ven hijo mío, entrégame tu carga! Quiero ayudarte a ser mejor y darte la paz, el amor y la fuerza que tango necesitas. 
(Autora: Brendaliz Avilés)

Voy a posarme en tu ventana

En escena tú yo juntos, tomados de la mano, mirándonos...
De paisaje un hermoso crepúsculo, majestuoso, romántico, casi sublime...
De conversación, nuestros silencios comprendiéndose...
Música sonando de fondo "I dont wanna miss a thing"...
De repente nuestros suspiros se interrumpen con tres palabras significativas que no dices a cualquiera: "te amo"...  Suena entonces un concierto de versos, mientras los arpegios de mi corazón enamorado danzan coquetamente al compás de tus besos.
By: Brendaliz Avilés

Tarjeta María Florencia y Fernanda

Me Conmueve TU Amor

Con mucho recogijo comparto con ustedes un escrito de mi amiga María Florencia, la cual ha visto las maravillas de Dios obrando en sus vidas. Dios ha hecho milagros y maravillas en su vida y en la de su hermana María Fernanda. Por eso amigos queridos, quiero decirles que Dios sigue siendo el mismo hoy, ayer y por los siglos de los siglos. Sana, restaura, da vida, nos defiende, nos conforta, nos da fuerzas y nunca termina su obra en nuestras vidas.

ME CONMUEVE TU AMOR

¡Abba padre! ¿Qué hay imposible para Ti, si tu poder es infinito? No puedo temer sabiendo que tus alas me cubren  y bajo tu plumaje  me  resguardas. No existe gigante que pueda hacerme olvidar que mi vida en Ti descansa. Hacedor de maravillas! Tú mereces toda la gloria, la honra y la alabanza! Hoy es un día muy especial.  Mi corazón rebosa alegría. Una emoción me invade porque me conmueve tu amor hacia mí. Nunca me has abandonado, nunca me has soltado. Aun cuando te llamaba y no te escuchaba, En lo profundo de mi alma sabía que j…