sábado, 17 de agosto de 2013

¡No me dejarás!









¡NO ME DEJARÁS!

…”Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”.  (Filipenses 4:7)

Tú no me dejarás hasta que completes tu obra en mí.  Tú me perfeccionarás hasta que tus detalles se reflejen en mi vida.  Hasta que yo tu vasija esté terminada.  Hasta que yo tu instrumento esté totalmente afinado y mis notas desborden un concierto de tu gloria.  Hasta que yo, tu semilla, crezca como un árbol de raíces fuertes, firmes y profundas, rinda el fruto que debo dar.  

Tú jamás me abandonarás, regenerarás mi corazón.  Impartirás y soplarás en mí tú aliento para que tu esencia brote en mi alma y pueda testificar de tu poder y amor.  Yo seré el libro en el que escribas tus palabras; el lienzo en el que pintes la obra hermosa que tú te encargarás de finalizar hasta que tu gloria brille en mí.

Autora: Brendaliz Avilés

AUNQUE TARDARE, ESPERARÉ




 Aunque tardare, esperaré

”Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor”.
(Salmos 40:1)

Aún si la visión tardare en llegar, voy a confiar y esperar en Dios.  Aún con fe aguardo su respuesta, aunque parezca que no vendrá, yo se que llegará.  Firmemente confío en sus propósitos, creo en los planes que él tiene para mí.  Pacientemente espero su intervención, sabiendo que de Jehová viene mi auxilio y fortaleza.  Aún cuando sienta mis pies resbalar, no caeré porque Jehová me sostiene y si accidentalmente cayere, él me extenderá sus manos y me levantará.  Dios es quien me socorre en las pruebas, me esconde en su regazo, me lleva sobre la roca.  Es mi compañero fiel en medio del desierto, mi sombra aún en la oscuridad más tenebrosa.  Su fidelidad y amor me sostienen, sus promesas son reales.  Él es la verdad, el seguro y único camino.  Si bramare mi corazón angustiado, de Dios recibo la paz y las fuerzas para continuar.  En su morada que es mi corazón, él me da la calma.  Serena y confiada puedo declarar y proclamar: ¡Jehová es el pilar que sostiene mi vida!

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com