jueves, 21 de noviembre de 2013

Un Dios Amplio en Perdonar






UN DIOS AMPLIO EN PERDONAR

“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana”.  Isaías 1:18 (Reina-Valera 1960)

Lo amplio es algo grande y extenso, así como el increíble amor de Dios.  He perdido la cuenta de las veces en que le he fallado.  Son innumerables las ocasiones que queriendo agradarlo, he terminado haciendo todo lo contrario.  Y ni una sola vez Dios me ha desamparado.  Él pudiera apartar su rostro de mí cuando lo he merecido, sin embargo, ha permanecido muy cerca de mí, cuidando y protegiéndome.

Cuando le fallamos a Dios y sentimos que hemos caído en lo más bajo.  Cuando nuestro pecado está delante de nosotros acusándonos y haciéndonos sentir miserables.  Cuando el enemigo  quiere hacernos sentir como si ya no pudiéramos tener una nueva oportunidad para levantarnos y comenzar de nuevo.  Entonces la tristeza y el dolor nos consumen por dentro, haciendo nuestro corazón querer estallar, Dios nos lanza una nueva cuerda de amor.  Lamentaciones 3:22-24 dice que: “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es su fidelidad. Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré”. 

Nosotros fallamos, somos infieles, pero él sigue siendo siempre fiel.  Decide perdonarnos, restaurarnos y darnos un nuevo principio.  Él está siempre dispuesto a regenerar nuestro ser entero.  Quizás hoy te encuentras naufragando en un mar de lágrimas, decepciones y errores.  Tal vez, hoy te sientas tan perdido y lamentable que pienses que no hay perdón para ti porque ha sido mucho lo que has fallado y hecho.  Pero te tengo buenas noticias, porque Dios hoy coloca su sol de una nueva oportunidad para ti.  Te ofrece su calor de infinita misericordia para que vuelvas a sonreír y empezar.  Te regala su pañuelo de consuelo para enjugar tus lágrimas.  Él te da una nueva llave para que puedas abrir nuevas puertas que traerán redención y bendición para tu vida.  Él te ofrece un presente y un futuro brillante y prometedor.

Dios te dice que no temas ni desmayes.  Solo estás a un paso de recibir el milagro de su perdón y de su esperanza.  Él desea que te sostengas y cobijes en su gracia.  ¡Aprende de lo que fallaste, no te quedes en el suelo, arrastrado, llorando y pensando que todo se ha acabado para ti!  ¡Eso no es cierto, pues quienes se amparan y acuden a Jehová, alcanzarán su misericordia y favor!  ¡Anda, levántate, hoy es el día de tu nuevo comienzo!  Tomado de la mano de Dios lograrás pasar este largo ocaso que ha amenazado con terminar contigo para comenzar a renacer en una nueva primavera en Dios.  Te aseguro que flores hermosas comenzaran a brotar de tu interior.  Porque ese Dios amplio en perdonar hoy te envuelve y te abraza en su amor.

Autora: Brendaliz Avilés   
Escrito Para: www.brendalizaviles.com