Ir al contenido principal

Colección Arrebatadoras de Sueños: ¿A dónde fueron tus sueños?



¿A dónde fueron tus sueños?

¿Cuándo fue la última vez que te sentiste feliz hasta el punto que tu corazón se desbordaba sin control?  Cuando te sentías capaz de conquistar al mundo con tus ganas de salir adelante porque el entusiasmo te arropaba.  Cuando ninguna piedra que se atravesara en tu camino lograba detenerte porque estabas totalmente enfocada en aquello que querías lograr.  ¿Siguen latiendo esos sueños dentro de tu corazón?  ¿Siguen palpitando intensamente de tal forma que no puedes vivir un día sin pensar en ellos? 

¿A dónde fueron a parar tus sueños anhelados, acaso has ocultado tus quimeras preciadas?  ¿Sigue la llama de la esperanza ardiendo en tu interior o acaso pensaste que no valía le pena luchar por ellos?  ¿Quizás has abandonado el camino porque te sentiste incapaz de lograrlos?  ¿Tal vez necesitas reavivar la llama para que no se apague el fuego que hace que tus sueños ardan?

Porque sin importar qué, los sueños son esas semillitas preciosas que crecen dentro de nosotros.  Y esas semillitas necesitan germinar, dar su fruto.  Creer en la belleza de los sueños que hay en tu corazón sin importar su tamaño o la edad que tengas es importante.  Siempre hay una oportunidad para volver a comenzar porque nuestro Dios es un Dios de oportunidades.   Cuando pareciera que todo es un final, Dios nos sorprende dándonos un nuevo comienzo.  En ese nuevo principio tenemos la oportunidad de hacer las cosas de mejor forma utilizando las experiencias y el aprendizaje que hemos adquirido anteriormente.

Dice la Biblia que “al que cree todo le es posible”.  Y aunque muchas veces nuestra mente juega con nuestras emociones, debes recordar en este día que si crees con todo tu corazón que esos sueños que tienes, fue Dios mismo quien los colocó en lo más profundo de tu alma, tú los puedes lograr.  Aun cuando muchas veces sientas fatiga, cansancio y pienses que te estás quedando fuera de la carrera, sigue marchando porque las soñadoras no se detienen hasta obtener aquello que persiguen.  Debes recordar que en este camino no caminas sola nunca, porque Dios va caminando contigo.  Así que si sepultaste tus sueños por un tiempo, hoy es un gran día para que vuelvas a desenterrarlos y a darles vida.  Viste tus sueños de nuevos colores, matízalos con fe y confianza, atrévete a hacerlos realidad porque te convertirás en una “Arrebatadora de Sueños”.

By: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com


Comentarios

Entradas populares de este blog

Mensajes Para Mamá

ORACIÓN PIDIENDO TEMPLANZA, FORTALEZA Y REALIZACIÓN DE SUEÑOS

Oración Pidiendo Templanza, Fortaleza y Realización de Sueños

Querido Dios:

Autor de mi vida, interprete de mis silencios, razón por la cual yo sigo luchando. Lo primero que quiero decirte aunque sé que lo sabes, pero me es muy necesario manifestartelo: "Te amo con todas las fuerzas de mi corazón".Acudo a ti porque necesito fuerzas para seguir luchando. Quiero ser una persona plena en cada área de mi vida.Como dice la canción: "Mi vida está en tus manos, Señor en tus manos está. Mis sueños, todos mis planes, te los presento a ti. Mi vida está en tus manos, Señor no hay otro lugar. El Dios que sabe el futuro me guiará con su amor".

Hay tantos planes, tantos proyectos, tantas cosas que tengo que realizar y a veces me siento impotente.Yo quiero más que existir, vivir. No quiero pasar mi vida deseando, quiero lograr esas cosas que ambiciono y algunas de ellas en estos momentos las veo muy lejos sin ánimos de ser pesimista porque tú que me conoces bien, sabes que me encant…

¡Feliz Cumpleaños Sister!

Querida Janice:
Hermanita, un día como hoy cumples años.  Debo decirte que estoy muy agradecida de Dios por ti.  Has sido tan importante en mi vida.  Siempre pendiente de los tuyos, con una mano extendida para ayudar y brindar tú apoyo.  Pocos conocen la esencia de tu corazón.  Pero yo sé que a todo lo que haces le pones dedicación, empeño y excelencia.  Son tantos los momentos de mi vida en que tu amor me ha conmovido.  Son tantas las lágrimas que has visto caer de mis ojos y silenciosa me has escuchado.  Otras veces me has aconsejado y has tenido razón en lo que has dicho.  
Yo quisiera tener la facultad de concederte los deseos más anhelados de tu corazón.  Porque sé que esas cosas que deseas no son vanas ni superfluas, son cosas que realmente vale la pena tener.  Y pido a nuestro Dios bendito, que todo se ponga a tu favor.  Que veas cada sueño y cada meta realizada.  Que el propósito de Dios se cumpla siempre en tu vida.  
Poder estar contigo cuando me necesites y juntas disfrutar de…