Ir al contenido principal

Ellos Eran (Escrito Romántico)



Ellos Eran…

Ella era… (Punto de vista de él)

Ella era así: tempestuosa, como lluvia que azota y que no puedes impedir.  Como un rayo que te traspasa sin avisar.  Causaba fascinación el verla, observar cada uno de sus detalles cuidadosamente.  Provocaba esa mezcla de ternura y deseo.  ¡Querías tenerla, entregarte con el alma, poseerla!  Con frecuencia se colaba por las rendijas de mí ser y aunque quisiera pretender olvidarla no podía.  ¡Ella era una mujer que no podía ser ignorada!  Porque ella era magia y alegría.  ¡La mejor medicina sin duda!  Ella bailaba con el viento, coqueteaba con las cosas intangibles, era alocada y a la vez tan cuerda.  A veces tímida y otras tan atrayentemente atrevida.   Ella era enorme, inmensa, fascinante, desproporcionada a la hora de entregar y de amar, y eso me dejaba una fuerte impresión de quien era ella.  Porque se tatuaba y se apegaba a mí ser como una estampilla.  Me apoyaba y me arropaba en mi soledad.  No podía ser inadvertida, ella era una pieza única.  Inteligente, firme, persuasiva, dominante, convincente, sencilla pero a la vez tan elaborada.  Simplemente ella era una joya preciosa un milagro del Creador.

Él era… (Punto de vista de ella)

Él era fuerte como el sabor del café.  Que cuando lo pruebas sientes su aroma, su cuerpo, su calidez y lo degustas lentamente porque no quieres perderte el placer que te provoca.  Solía hacerme pensar en él con persistencia, aun cuando él lo desconocía.  Sus caricias tenían la textura del algodón y sus besos la dulzura del chocolate.  Cuando me abrazaba no pronunciaba palabras, pero a su vez lo decía todo.  Me hacía sentir totalmente rebasada, atrapada, protegida y amada.  Él con sus manos diseñaba un arte y me hacía pensar que yo era mariposa absolutamente renovada, libre, lista para emprender el vuelo hasta su corazón.  Él era el temblor en mis manos y el sonrojado de mis mejillas.  Era también el gemido que se escapaba en el deseo.  El magnetismo que me atraía, tras su mirada, tras sus atentas atenciones y palabras.  Él era la inspiración en mi poesía, las notas en mi música.  Un hombre caballeroso, sincero, tenía una mezcla de complicado y relajado.  Poseía una sensibilidad que pocos conocían y gustaba de mirar la luna y las estrellas así como yo también lo disfrutaba.

La realidad cuando estaban juntos…

Pero ellos juntos eran armonía, fusión, complemento.  Mar y arena, luna y estrellas.  Perfecta sincronía, cadencia, música, arte y poesía.  Eran el latido perfecto, la clave, el centro de un amor inmenso.  Eran los protagonistas de una historia que se escribía continuamente y que estaba llena de aventuras y emoción.  Ellos juntos eran un eclipse y un volcán.  Eran el hilo y la aguja que se entretejían para bordar.  El uno sin el otro funcionaba, pero no de la misma forma, porque juntos eran mejores.  Desconcertaban porque unidos eran maravillosos.  Eran el rompecabezas armado, una obra maestra perfecta, el arco iris luego de la lluvia.  Ellos simplemente eran corazones afines, conectados, alineados, diseñados, creados para estar el uno con el otro.

Autora: Brendaliz Avilés

Escrito Para: www.brendalizaviles.com

Comentarios

  1. Increíble brendita te quiero muchomucho¡!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Escribe tu comentario

Entradas populares de este blog

CARTA PARA UNA MADRE QUE HA PERDIDO A SU BEBÉ

CARTA PARA UNA MADRE QUE HA PERDIDO A SU BEBÉ

Sé que no existen las palabras suficientes para consolar ante una pérdida tan grande, pero con mucho respeto y amor dedico esta carta a una madre que perdió a su bebé de dos días de nacida. Espero que de alguna manera reciba consuelo y que a través de ella encuentre fortaleza.

Querida Mamá:

Sé que el momento que ahora estás viviendo no es el mejor. Que el dolor que sientes en tu corazón es difícil de calmar y que las ilusiones y los planes que habías construido para mí, ya no existen.

Mientras estuve en tu vientre sentí todo ese amor que tenías para mí. Sé que nuevos sentimientos, sensaciones y emociones experimentaste porque yo crecía dentro de ti. ¡Es tan maravilloso el vínculo que pueden tener las madres con sus hijos!

Sé también que todo estaba preparado para mi llegada, que rebosabas de alegría y esperanza. Pero a pesar de que nací, fue breve mi momento aquí en la tierra. Dios quiso que volviera al cielo y que tú desarrollaras una fortalez…

Mensajes Para Mamá

¡FELIZ CUMPLEAÑOS QUERIDA AMIGA MÍA!

Hola:
Hoy deseo brindar a través de este escrito un sencillo homenaje o regalo especial a una amiga muy querida de México. Ella se llama Rosa María Baeza, cariñosamente llamada Bindi por algunos de los que tenemos el honor de llamarla amiga. El pasado 6 de julio ella cumplió años y yo quería darle algo especial. Aunque ya esa fecha pasó, creo que nunca es tarde para hacerle llegar un regalo directo de mi corazón. Cariñosamente nos decimos "comadres". Ella tiene todo mi respeto y admiración por ser exactamente quien es y por ese corazón tan tierno y sensible en el que caben muchos. Amiga, que Dios te siga inspirando para que sigas escribiendo y mostrando al mundo tus hermosos versos y escritos. Te quiero mucho.

¡Feliz Cumpleaños Querida Amiga Mía!

Es tu cumpleaños y yo quisiera obsequiarte algo muy especial.
Un regalo que no lo borre el paso del tiempo, ni pierda su valor con los años.
Tú mereces que se sucedan las mejores cosas…
Un cielo infinito de estrellas, una armonía de sonr…