Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Meditando en sus Maravillas

      Meditando en sus maravillas
“Hazme entender el camino de tus mandamientos, para que medite en tus maravillas”.  (Salmos 119:27)

A veces estamos tan enfocados en las cosas negativas que nos están sucediendo que no nos damos cuenta de las cosas lindas que estamos viviendo.  Estamos tan saturados de malas noticias por doquier, que olvidamos esos pequeños detalles que hacen nuestros días más hermosos y felices.  Si podemos respirar, oler, sentir, tocar, ver, escuchar, degustar, debemos sentirnos inmensamente bendecidos.  No todos tienen este hermoso privilegio.  Si contamos con un hogar, familia, techo y si tenemos algún bocado con el que alimentarnos, somos afortunados, muchos no tienen nada en este preciso momento.  Si gozamos del amor y del afecto de muchas personas a nuestro alrededor, somos inmensamente ricos, aunque quizás no contemos con mucho dinero.  Porque estas cosas que parecen pequeñas y normales son las que llenan nuestra existencia de razones y motivos para seguir adela…

EN DIOS REPOSA MI ALMA

           En Dios Reposa mi Alma
      “Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de él es mi esperanza”.                                                             (Salmos 62:5)

Lo que pueda pasar aquí en la tierra no se compara con la gloria que me espera cuando esté ante su presencia.  Cualquier sufrimiento es pasajero cuando pienso y medito en una eternidad mirando el rostro de Dios.  Si la noche es muy larga y muy oscura, reflexiono en que allí, un día, todo será resplandor, luz y alegría.  ¡No recordaré más mis lágrimas, no lloraré por lo que no pudo ser!  Pueden abandonarme las personas que quiero y confío, pero siempre cuento con la grata compañía de Dios y un día estaré acompañada por ángeles y un coro de voces de hermanos redimidos.  Por eso es que mi alma reposa en el Señor, porque ninguna tormenta es eterna, porque las aflicciones presentes jamás podrán compararse con la gloria que me espera.  Porque yo sé que Dios es real y habita en la morada de mi corazón.  Mi esperanza…

¡No tengas miedo!

¡No tengas miedo!
“Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma!  Y dieron voces de miedo.  Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!                                       (San Mateo 14:26-27)

El miedo, es ese tipo de sentimiento que paraliza.  El miedo no permite que veamos las cosas con claridad.  Pero para disipar cualquier temor o incertidumbre está Jehová.  Para vencer toda obra del mal con el bien, es que tienes a Dios.  El fantasma  y los recuerdos del pasado son confrontados con el poder de la sangre redentora de Jesucristo.  Por tanto, toda oscuridad que pueda estar rodeándote es vencida por la luz de Cristo.  ¡Deposita tus temores en las manos del Señor y tu equipaje se aligerará!  Él en cambio te pondrá un manto de valentía para que sigas marchando en tu transitar por la vida.  La mejor forma de combatir el miedo es enfrentándolo y al enfrentar ese temor, no lo harás solo, Dios va conduciendo tus pasos, a…

¡Qué nada te turbe!

¡Qué nada te turbe!
“No se turbe vuestro corazón, creéis en Dios, creed también en mí”.  (San Juan 14:1)
Existen palabras que infunden paz y templanza a nuestras vidas.  Ésta en específico fue dada por Jesús a sus discípulos antes de ascender a los cielos.  Los discípulos se encontraban ansiosos, tenían dudas, había incertidumbre, sin embargo Jesús los conforta y consuela con estas hermosas palabras.  Pero hoy Dios te dice: ¡Qué nada te altere ni te confunda!  ¿Acaso no recuerdas que estoy contigo?  Que nada te robe el ánimo, ¡yo soy tu Dios!  El que te rodea y el que te esfuerzo en el camino para que no te detengas.  ¡Cree en mí poder!  Porque no hay nada imposible para mí.  ¿Por qué detenerte y abandonar?  Si yo deseo que continúes y avances sin rendirte ni mirar atrás.  Camina en mi paz, descansa en mis promesas, susténtate en mi palabra.  Yo soy tu Padre, siempre te sustentaré.  ¡No te turbes, cree en mí y verás mi gloria manifestarse! 

(By: Brendaliz Avilés)
Escrito Para: www.brendal…

FLORECE

¡Florece!
…”Más sobre él florecerá su corona”.  (Salmos 132:18)
Cuando sembramos una semilla, tenemos una intención y una idea o propósito en mente: que esa semilla en su momento preciso y determinado, germine, crezca y de su fruto.  De la misma manera Dios espera que nosotros florezcamos.  Florece porque aunque te tiren tierra para hacerte daño, tú eres semilla, eso quiere decir, que tienes la habilidad dentro de ti para ser fruto.  Un fruto agradable, que posee en su sustancia, en sus raíces la bendición del Señor.  Un fruto que brinda satisfacción y placer al Creador.  Un fruto que lo hace sentir orgullo y contentamiento por ti.  ¡Este es tu momento, tu tiempo de florecer con gracia, con devoción y con alegría!  Deja que tu jardinero riegue en ti sus propósitos, que te riegue con la lluvia de su presencia y que te pode con la corrección de su palabra.  Permite que el abono de su amor y su gracia hagan de ti un fruto digno de ser admirado.  
(By: Brendaliz Avilés) www.brendalizaviles.co…

DIOS TE MANTIENE EN SU CORAZÓN

Dios te mantiene en su corazón…
“Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos”.  (San Juan 10:9)

Existe alguien que siempre te ha mantenido en su corazón.  Alguien que pensó en ti mucho antes de que hubieses sido concebido y formado en el vientre de tu madre.  Y ese querido amigo, es Dios.  Dios, para quien no eres una equivocación y mucho menos un accidente.  Jehová el que con insistencia no deja que te escapes de su vista.  Él que cuando caes te ayuda a levantar.  Él que con voz dulce y persuasiva te sigue invitando a que comas con él, porque ansía compartir contigo, escucharte, que le hables con sinceridad.  Tu padre Dios que anhela que desbordes tu corazón para luego llenarte de su presencia.  Dios que te ha mantenido siempre en su corazón, y que te pregunta ¿sería posible que tú me mantengas en el tuyo?  Te aseguro que darle acceso a tu corazón, será sin duda, la mejor elección, el mejor paso que puedas dar en tu vida.  
(By: Brendaliz A…

FIRMEZA PARA SOPORTAR

Firmeza para soportar
"Y no solo esto, sino que también nos gloriamos de los sufrimientos; porque sabemos que el sufrimiento nos da firmeza para soportar"... Romanos 5:3

Creo que los sufrimientos de alguna manera forman parte de la vida del ser humano.  Unos en más proporciones que otros, pero creo que todos hemos tenido que experimentar nuestra dosis de dolor.  El diccionario define la palabra firmeza como voluntad inquebrantable y constancia en la realización de algo.  Cualidad de lo que es estable o no se mueve.  La firmeza es una característica que nos lleva a ser determinados en la realización de aquellas cosas que queremos lograr.  Junto con la prueba Dios no da la salida.  O sea que aun los sufrimientos y los malos momentos pasan, tienen fecha de caducidad.  Así que amigo querido, recuerda que tu prueba no será eterna y a través de los retos que la vida nos presenta, sabemos que no estamos solos y que no hemos de temer porque el Señor es nuestro ayudador. 
(Autora: Brend…

Permanece en mí

Permanece en mí…
“Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí”.   (San Juan 15:4)

Existen muchas cosas en la vida que no deben depender ni de personas, cosas o circunstancias, sino más bien que para salir adelante y resurgir aún de las cenizas, es necesario que reconozcamos nuestra dependencia de Dios.  Una vida realmente exitosa, no es aquella que simplemente tiene el éxito que otros puedan ver de forma superficial.  El principio del éxito y de la sabiduría proviene del temor y la búsqueda de Jehová.  Si tú decides depender de Dios, estás dando paso a una vida de bendición a tu vida.  Dios desea que nosotros mantengamos una comunión íntima con él no solo en ocasiones especiales o cuando confrontamos situaciones difíciles, sino siempre.  Su amor para con nosotros es eterno.  Cuando permanecemos apegados a su amor, damos frutos que reflejan que el habita en nuestras vidas.�…

En esto pensad

En esto pensad…
“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. (Filipenses 4:8)

Pensamientos, nuestra vida es determinada por ellos.  Somos un resumen de lo que pensamos y sentimos.  Por eso es importante el poder que le damos para que gobiernen nuestra vida y nuestras decisiones a esos pensamientos e ideas que se nos ocurren.  Las demás personas no pueden ver ni leer lo que sentimos, sin embargo, aunque nuestros pensamientos no se pueden ver de forma tangible, se pueden observar a través de cómo actuamos.  Ya que hay acciones que valen más que mil palabras.  Dios nos hace una invitación a cuidar de nuestros pensamientos.  A pensar en lo bueno, lo puro lo honesto, aquellas cosas que traen paz, amor y luz a tu vida.  
(By: Brendaliz Avilés)

YO TE AMO AÚN ASÍ

Yo te amo aun así... 
Con tus imperfecciones. En tus días más nublados y cuando estallas y desbordas felicidad por donde quiera. Te amo más allá de lo que otros pueden ver en ti. Un amor tan puro, sincero y sublime jamás podrás encontrar. Porque yo te amé mucho antes de que tus padres pensaran en ti. Porque yo concebí planes maravillosos para ti mucho antes de que siquiera por tu cabeza y corazón se hubieran sembrado esos sueños. Yo te diseñé de manera única y especial, no existe nada que no conozca de ti. Mi voluntad fue crearte, darte vida, tomarte y utilizarte. En los momentos más difíciles, no estoy ausente, he estado más presente de lo que alcanzas pensar. Te sostengo, te pienso, te guardo, te protejo, te cuido, te rodeo, te cubro. Mi amor por ti es imperecedero, no existe nada ni nadie que pueda cambiar esto que siento por ti. Pero si por casualidad, hoy olvidaste ese detalle, yo quiero recordarte cuán valioso y precioso eres para mí. Porque a mis ojos eres de gran estima, porque…