Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

Al estar en tu presencia...

Querido Señor:

Cuando estoy en tu presencia encuentro una paz indescriptible.  Disfruto tu presencia, puedo percibir la esencia dulce y sublime de tu amor.  Refugiarme en el calor de tu espíritu es la mejor medicina para mi alma muchas veces fatigada por el fragor de la vida.

En ti encuentro una plenitud que abarca y se esparce por todo mi interior.  Soy confrontada con la sinceridad y transparencia de tu verdad y de tu pureza.  Soy rodeada de tu poder que me invade, satura y me seduce a querer conocerte más.  Me induces a querer habitar en la morada de tu corazón y allí permanecer silente.  Abrigándote, acariciando tu alma, sintiendo tus latidos, susurrándote lo maravilloso que eres para mí.  Caminar contigo cambia todo el panorama.  Hace la diferencia, me colma por completo la vida.  ¡Te amo!

Autora: Brendaliz Avilés Escrito para: www.brendalizaviles.com

¡HABÍTAME SEÑOR!

¡Habítame Señor!
¡Habítame Señor!  Mi ser entero te da la bienvenida.  Ocupa mi corazón, anídate en cada rincón.  Aduéñate de cada parte, instálate aún en los lugares secretos de mi vida que yo desconozco.  Remueve los escombros del pasado y del dolor.  Limpia, purifica, desinfecta y desodoriza.  Pon en orden todo aquello que es necesario organizar en mi vida.  Quema los malos recuerdos, deshazte de la amargura.  Imprégname con el perfume de tu gracia redentora. 
¡Vive en mi Señor!  Resucita las partes que están secas o muriendo.  De cada célula, nervio y tejido toma el control.  Ocúpame por completo Señor, no quiero un espacio desierto.  ¡Llénalo todo Señor, inúndame por completo!  Hasta que solo seas tú y yo pueda reflejarte por completo.  Quiero de ti ser absoluta, yo te pertenezco y tú me perteneces.  Tú eres mío yo soy tuya.  Pues aún antes de yo poder comprenderlo, mi corazón te pertenecía.  Eres mi dueño, mi benefactor, la luz que guía mi sendero.
No puedo acudir a otras fuentes,…

Penetra mi Señor

PENETRA MI SEÑOR


Penetra en el fondo de mi alma, purifica mi ser completo.
Quita lo que me distrae, aquellas cosas que me estorba.
¡Hazme semejante a ti!
Quiero destilar el perfume que se adquiere
y adhiere cuando estoy en tu presencia.
¡Mi corazón clama, yo vivo anhelante de ti!
Tú eres mi amado, me cautivas, te desbordas en mí ser.
Me conmueves y estremecesel alma.
Tan solo tú eres capaz de remover, depositar y rebosar.
¡Tú me colmas plenamente la vida!
Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com
http://sandalodecristo.blogspot.com

Deposito mi voluntad

Deposito mi voluntad en tus manos.
A ti rindo mi ser completo.
Mis sueños someto a lo que tú has planeado para mí.
Entrego mi corazón entero, en tus alas yo me elevo.
Me remonto en tus promesas porque estoy confiada.
Tú eres quien sustenta mi vida, diriges mis pasos.
Me elevas más allá de los lugares y límites que puedo imaginar.
Decido vivir en obediencia, dependo de tu amor.
Tú nunca renuncias a mí y yo sin ti no quiero vivir.
Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com
http://sandalodecristo.blogspot.com

¡Yo creo!

¡Yo creo!
Señor, no puedo ver nada y el panorama está denso.Nubes negras amenazan con llover sobre mi vida…Hay vientos contrarios que intentan azotar con dudas y desaliento, más aun así confío en ti Señor.No voy a quedarme rezagada en la orilla tras el desánimo porque tú me invitas a caminar e ir más allá de mis límites.Tú me invitas a conquistar más allá de mis sentidos y sentimientos porque a medida que avance, veré claro el camino.¡Yo creo!Confiar en ti me ha dado resultados.Mi corazón esperanzado sabe muy claramente que en tu tiempo perfecto habrás de obrar y como el águila me levantarás.El tiempo me ha demostrado que tu fidelidad sobrepasa mis expectativas, debilita y derrumba las murallas de las dudas.Las montañas inciertas ante tu poder se pueden escalar.El camino pedregoso y lleno de lodo puedo atravesar con tu ayuda.Yo creo en ti oh Dios, tú eres soberano y poderoso.Muy adentro en mi interior una voz me susurra que de todo tienes el control, una llama se activa en mi corazón y…