Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Yo creo

Yo creo absolutamente en ti oh Dios. Creo en tus milagros porque te he visto moverte y obrar en mi vida. Creo en esa sangre preciosa que derramaste por redimirme y darme salvación. Creo en tu poder porque sin ti no sé siquiera dónde estuviera. Yo creo en ti más allá de lo que mis ojos pueden ver. Porque yo puedo ver hasta la pared, pero tú que conoces más allá de todo, puedes ver lo que hay detrás de la pared. Puede un ateo presentar mil argumentos... Pero yo sé que eres real porque te has manifestado en mi vida. Y contra mi experiencia, nadie puede refutar porque ha sido mi vivencia. Yo te creo Dios, pero más aún te amo. Te siento en cada fibra de mi ser. En mis latidos te encuentras tú y en medio de mis noches silenciosas, pero llenas de conversaciones contigo y conmigo misma... Tengo la convicción de que estás ahí rodeándome y escuchándome. Sinceramente Señor, prefiero morir a tener una vida sin ti. He podido pasar muchas cosas no por mi autosuficiencia sino porque tú has estado co…

Si Dios es por mí...

Si Dios es por mí...

¿Por qué he de turbarme y confundirme? ¿Por qué he de inquietarme si Dios el Todopoderoso está conmigo?  Si es él quien siempre me rodea y me sustenta. Quien me vigila, guarda y acompaña en todo momento.  En él descansa mi alma porque en él encuentro mi absoluta paz. Estoy confiada y amparada en la protección de mi fiel Amado. Puede una montaña parecer muy alta, lejana y desafiante para escalar. Puede el camino estar lleno de piedras y obstáculos y sé que sí te tengo a ti dirigiéndome y siendo mi centro, todo va a estar bien porque tú tienes el control. He descubierto que en tus manos estoy a salvo. Que en ti encuentro vida, libertad y alegría. En tu refugio soy un ave que vuela alto.

Autora: Brendaliz Avilés