lunes, 21 de marzo de 2016

He comprendido





Querido Señor:

A lo largo de mi vida he comprendido que no quiero, ni puedo vivir sin tu amor.  Aun cuando en ocasiones frustrado, he querido alejarme y escapar… Tú en tu gran amor nunca has desistido de mí.  Por eso con corazón sincero yo reconozco mi dependencia de ti. Has sido lo mejor en mi vida.  Quien me anima y me impulsa a seguir.  Sé que con tu apoyo, sin importar las avalanchas y tempestades yo podré seguir.  Me diseñaste para la victoria y en tu nombre tras ella yo voy a salir y seguir adelante.  

(By: Brendaliz Avilés)