martes, 31 de enero de 2017

Me basta su gracia



En el mundo, las personas te miran y te juzgan por tus defectos e imperfecciones. Pero aquello que el enemigo intenta utilizar para oprimirte, juzgarte y entristecerte será lo que Dios utilice para glorificarse y mostrar su poder en tu vida.  Cuando pienses que eres débil, Dios dice que eres fuerte. Tú puedes alcanzar tus atesorados anhelos porque su gracia y su poder abundan en ti.  Cuando otros te señalen y te hagan sentir insignificante, recuerda que el amor de Dios te perfecciona.  Él te ha marcado y escogido para que seas un canal de bendición.  Su gracia abunda en ti. ¡No te rindas!

Autora: Brendaliz Avilés

Yo abrigue