Ir al contenido principal

Oraciones a Dios: AMARTE HASTA LA ETERNIDAD






AMARTE HASTA LA ETERNIDAD


No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”.  Filipenses 4:6-7

Querido Dios:

Quiero llegar a ese momento en donde mi adoración cautiva tu corazón y perfumo con mi canto tu lugar santo.  A ese punto donde mis lágrimas y mis actos dicen más que mis palabras.  Quiero llegar al lugar donde mi corazón quebrantado y humillado reconoce tu magnificencia y tu poderío en mi vida.  A esa ocasión perfecta en que independientemente de mis circunstancias y de que si entiendo o no lo que está pasando en mi vida y a mi alrededor, puedo obedecerte incondicionalmente y sin cuestionarte.  Donde cumplir con tus decretos sean mi deleite y el buscarte continuamente la pasión de mi vida.  Anhelo fervientemente conocer los secretos que quieres revelarme, ser la confidente de las verdades que quieres darme a conocer.  Guardar como a un tesoro tus palabras sabias que dan luz. Pero no solo atesorarlas, hacerlas una práctica en mí andar diario. Quiero ser siempre esa hija de la que te sientas orgulloso, de la que puedas recibir gratitud y sonreír con entusiasmo.  Quiero ser esa hija de la que puedas decir con satisfacción: “¡Qué mucho se parece a mí, tiene mi sello, tiene mi esencia, tiene mi toque, refleja mi imagen”!  Esa hija a la que puedas defender con seguridad sabiendo que está haciendo las cosas de la mejor manera posible a pesar de sus imperfecciones.  Dios de mi vida, quiero cautivar tu alma con mis ojos repletos de amor por ti.  Con delicadeza y humildad recostarme en tu pecho y encontrar el reposo y la paz que sobrepasa todo entendimiento cuando vengan momentos que pretendan turbarme o querer hacerme desmayar.  Quiero morir cual semilla para vivir dando un fruto abundante y digno de ti.  Conforme a tu corazón quiero obrar porque reconozco Señor que fuera de ti no existe nada ni nadie que pueda superar el lugar que tienes tú.  En tu presencia quiero siempre habitar, bajo el cálido amparo de tu gracia y tener la sensibilidad suficiente como para escuchar tu voz armoniosa cuando me habla.  ¡Oh Jehová en tus alas está mi libertad, permíteme amarte hasta la eternidad!  Amén.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mensajes Para Mamá

ORACIÓN PIDIENDO TEMPLANZA, FORTALEZA Y REALIZACIÓN DE SUEÑOS

Oración Pidiendo Templanza, Fortaleza y Realización de Sueños

Querido Dios:

Autor de mi vida, interprete de mis silencios, razón por la cual yo sigo luchando. Lo primero que quiero decirte aunque sé que lo sabes, pero me es muy necesario manifestartelo: "Te amo con todas las fuerzas de mi corazón".Acudo a ti porque necesito fuerzas para seguir luchando. Quiero ser una persona plena en cada área de mi vida.Como dice la canción: "Mi vida está en tus manos, Señor en tus manos está. Mis sueños, todos mis planes, te los presento a ti. Mi vida está en tus manos, Señor no hay otro lugar. El Dios que sabe el futuro me guiará con su amor".

Hay tantos planes, tantos proyectos, tantas cosas que tengo que realizar y a veces me siento impotente.Yo quiero más que existir, vivir. No quiero pasar mi vida deseando, quiero lograr esas cosas que ambiciono y algunas de ellas en estos momentos las veo muy lejos sin ánimos de ser pesimista porque tú que me conoces bien, sabes que me encant…

¡Feliz Cumpleaños Sister!

Querida Janice:
Hermanita, un día como hoy cumples años.  Debo decirte que estoy muy agradecida de Dios por ti.  Has sido tan importante en mi vida.  Siempre pendiente de los tuyos, con una mano extendida para ayudar y brindar tú apoyo.  Pocos conocen la esencia de tu corazón.  Pero yo sé que a todo lo que haces le pones dedicación, empeño y excelencia.  Son tantos los momentos de mi vida en que tu amor me ha conmovido.  Son tantas las lágrimas que has visto caer de mis ojos y silenciosa me has escuchado.  Otras veces me has aconsejado y has tenido razón en lo que has dicho.  
Yo quisiera tener la facultad de concederte los deseos más anhelados de tu corazón.  Porque sé que esas cosas que deseas no son vanas ni superfluas, son cosas que realmente vale la pena tener.  Y pido a nuestro Dios bendito, que todo se ponga a tu favor.  Que veas cada sueño y cada meta realizada.  Que el propósito de Dios se cumpla siempre en tu vida.  
Poder estar contigo cuando me necesites y juntas disfrutar de…