viernes, 20 de diciembre de 2013

UNA SINCERA CARTA DE AMOR (EN EL 6TO ANIVERSARIO DE NOVIOS)

Una Sincera Carta de Amor

Querido Amor Mío:

            Hay una verdad profunda que con sinceridad una vez más quiere expresarte mi corazón.  ¡Te amo!  Son tantas las veces que te lo he dicho y más que decirte he intentado demostrártelo aún cuando las palabras faltan.  Porque cuando mi corazón te encontró algo dentro de mí ocurrió.  Cuando por fin descubrí que en mi cielo tú eras el lucero y que en mí interior hacías como una llama que incendia y que una vez que lograr arder, difícilmente se puede apagar… ¡Todo fue diferente para mí!

            Estos años compartiendo a tu lado me han demostrado que ciertamente hay veces en que el amor toma su tiempo para crecer y avivarse, pues seis años de noviazgo hoy celebramos y más que nunca deseo confirmarte que doy gracias a Dios por hacernos cruzar y coincidir en el mismo camino.  Camino que juntos hemos atravesado, rutas que a veces han sido desafiantes, pero que nos han hecho crecer y madurar.

            Deseo decirte tantas cosas y de repente suspiro, porque mis palabras parecen no ser suficientes.  Más quiero que sepas que puedes contar conmigo.  Que para mí el hecho de vivir estos años compartiendo a tu lado han sido emocionantes, valiosos y muy significativos.  Ambos somos guardianes de nuestros corazones y yo deseo siempre poder cuidar y proteger está decisión que una vez tomé de aceptarte junto con estos preciosos sentimientos.

            Tú eres algo así como un rayito de sol cálido que destella en mis mañanas.  Como el fulgor que penetra cuando hay noches que parecen muy oscuras.  Tú mi amor, eres uno de los regalos más bonitos que en la vida yo he podido recibir y mi ser se alimenta de la esperanza de que un día, yo que soy tu novia, pueda convertirme también en tu fiel y amante esposa. 

            Y cuando el romance sea más que las ilusiones, sostenernos las manos y seguir caminando juntos por el mismo rumbo.  Cuando falte el aliento, puedas respirar del susurro que dice “yo te amo”.  Porque aún cuando haya momentos que parezcan fríos, tomaré mis brazos, me acercaré a tu pecho y seré cual abrigo cálido en medio del invierno.

            Seis años marcan muchas páginas de la historia de nuestras vidas.  Encierran el pasado junto con el presente y la esperanza de un porvenir futuro.  Pido a Dios que te bendiga y te guarde príncipe de mi cuento.  Que siga siendo el centro de nuestra relación y que nuestro amor nunca muera, sino que mientras más años pasen, al igual que el vino, se vuelva más exquisito e intenso.  ¡Te quiero mi niño!  ¿Lo sabes?  ¡Esta verdad es innegable!  Aún una caricia del viento podría posarse sobre ti para hacerte saber cuánto significas para mí.  Aún podría tomar prestada una ola del mar para envolverte y hacerte sentir la fuerza que lleva este amor.  Mi corazón siempre te añora cuando no estás y cuando estás cerca late dando saltos de alegría por ti.


            ¿Qué más podría decir para hacerte saber y sentir?  Si eres el reflejo que siempre ven mis ojos, como una sombra aún cuando no estés siempre tu recuerdo me acompaña.  Estás en mí como un sello sobre mi corazón.  Solo puedo seguir agregando a esta emoción y a estas palabras muchos ¡TE AMO, TE AMO Y TE AMO!

AUTORA: BRENDALIZ AVILÉS
ESCRITO PARA: www.brendalizaviles.com

viernes, 13 de diciembre de 2013

Aún cuando fallaste, él te ofrece su perdón


Tú fallaste y te sientes perdido.  Crees que ya no habrá oportunidad para ti y el pecado una y otra vez está delante de ti.  Sientes vergüenza, te sientes indigno. Lloras y sientes no encontrar las respuestas.  Pero lo único que puedo decirte en este momento es ¡DIOS TE SIGUE AMANDO!  Estás a un paso de una oración de arrepentimiento, porque a un corazón contrito y humillado, jamás despreciará Dios.  Hoy te ofrece la oportunidad de un nuevo comienzo donde tú piensas que hay un final.  Hoy él cierra ese capítulo triste de tu vida, para que puedas comenzar a vivir uno nuevo y muy diferente. Desde el cielo te envía un beso en ese lugar exacto que anhelas, tu corazón.  Y con su abrazo te infunde aliento para que puedas continuar.  Y aquello que el enemigo quiso arrebatar, hoy se cancela, porque si lo recibes, lo que Dios decretó para tu vida desde el principio, se cumplirá.  Recibe esa paz que sobrepasa todo entendimiento.  Él te sigue amando porque su esencia es el amor puro.  Apártate de lo que te hace daño y recibe la libertad y renovación que él quiere darte.  

Autora: Brendaliz Avilés 
Escrito Para: www.brendalizaviles.com

jueves, 12 de diciembre de 2013

Yo soy...






YO SOY…

Yo tengo la chispa, soy la llama que arde lentamente en tu corazón.  El fuego que va cubriendo y quemando tu interior de amor.  Yo soy quien te ama cuando eres lindo y cuando eres feo, en días malos y buenos.  Cuando hay tristezas y cuando hay alegrías. 
Soy quien te piensa y te desea siempre lo mejor.  En las noches frías te doy de mi calor, mis manos tocan los acordes de esa melodía que te hace sentir en casa.  Yo soy quien incendia tus ojos con destellos de felicidad.  La incondicional que siempre te espera, la que se hace cómplice de muchas de tus locuras. 
Soy la calcomanía pegada a tu piel y el latido que siempre dice “te amo”.  La lluvia que te arrasa y que te envuelve, quien te invade con ternura.  Piso fuerte, dejo mis huellas, todo mi rastro anda perdido en tus espacios. 
Yo soy la estrella que ilumina tu cielo, la que titila solo para ti.  Aún cuando pueda estar el cielo casi negro, allí escondida estaré para ti. 
Autora: Brendaliz Avilés

lunes, 9 de diciembre de 2013

Colección de Oraciones a Dios: Para cuando mi corazón sienta frío




Querido Dios: 
Esta noche siento frío en mi corazón y el único que puede darle ese calor que necesito eres tú.  Porque tú eres el que hace que mi alma se sienta confortada e inspirada. No importa la prueba que atraviese, porque si tú vas caminando conmigo por medio de este valle, sé que soportaré hasta llegar al sendero que está rodeado de flores.  Llorar a veces es necesario, pero luego del llanto, sé que vendrán las sonrisas, porque los que esperan en ti, son renovados y tú gozo les fortalece. El salmista decía: "aunque afligido y necesitado yo esté, Jehová pensará en mí". Y me sostiene saber que tú piensas en mí siempre.  Que así como mi corazón late por ti, el tuyo se desborda de amor infinito hacia mi.  Tú eres lo más precioso que hay en mi vida, de eso estoy segura, no tengo dudas.  Tú has sido mi deleite y la roca que me sostiene en medio de las turbulencias de la vida.  Por eso, hoy, quiero decirte muchas veces que te amo más allá de mis fuerzas.  Más allá de mi quebranto, de mi dolor, de las preocupaciones, de la enfermedad y de todo lo que humanamente intente afligirme. Porque tú eres mayor que todas esas cosas, por tanto, tu paz me da la seguridad para continuar adelante.  Estoy escondida en tu pecho, tus manos me sostienen y tu mirada profunda y dulce puesta sobre mí, me da la confianza de saber que mejores tiempos y cosas vendrán.  Quizás hoy llueve, pero tú eres mi arco iris colorido, brillante, glorioso.  En el nombre de tu precioso hijo Jesús, amén. 
(By: Brendaliz Avilés)
Escrito Para: www.brendalizaviles.com

jueves, 5 de diciembre de 2013

CUANDO EL MÉDICO DICE ES: ¡CÁNCER!





Cuando el médico dice es: ¡cáncer!

Hoy, quiero escribir especialmente a aquellas personas que le han diagnosticado cáncer y a sus familiares.  Cuando a mi padre hace alrededor de dos 2 meses el médico le dijo: “¡es cáncer!”  Sentimos nuestro corazón quebrarse en pedacitos.  Siempre le he pedido a Dios que si tengo que pasar y enfrentar el dolor, que no permita que sea en vano.  Que sirva siempre para ser mejor además de inspirar a otros a salir adelante.

Mi padre como todo un guerrero ha estado luchando y perseverando.  En la mañana de hoy mi padre fue intervenido y confiamos en que saldrá bien de todo este proceso.  Porque si hay algo que tenemos muy claro es que Dios no ha terminado con nosotros y que él cumplirá los propósitos que tiene para nuestras vidas.

No sé, cómo te sientes tú, tampoco sé a ciencia cierta, cómo se ha sentido mi padre con todo este proceso.  Si lo he visto debilitarse, pasar fuertes dolores y sentir preocupación por nosotras sus hijas, esposa y demás familiares y amigos.  Pero en todo este proceso y a lo largo de mi vida, nunca lo he visto ni escuchado renegando de Dios.  Más bien he visto que en medio del calor de las fuertes pruebas ha mantenido su confianza y fidelidad puestas en Aquel que él sabe que lo escogió desde el vientre de su madre para propósitos eternos.  

Él no ha dejado de orar ni un solo día y he admirado su corazón sensible, agradecido y apasionado por Dios.  Porque papi siempre dice: “que Dios es Dios en el cielo y en la tierra”.  Yo sé que no es fácil manejar situaciones de enfermedades, conflictos difíciles que a veces la vida nos presenta, pero algo que he experimentado en mis 32 años de vida es que Dios siempre es fiel.  Y en este proceso hemos podido experimentar su fortaleza y su paz que sobrepasa todo entendimiento.

Pero hoy desde mi corazón, profundamente, yo quiero alabar y exaltar el nombre del Señor porque él sigue siendo bueno.  Sigue cobijándonos y jamás nos desampara.  Lágrimas corren por mis mejillas, mi alma está emocionada y conmovida porque puedo sentir su amor en cada célula de mi cuerpo, aun cuando muchas veces no logro comprender todas las cosas que pasan.  Pero yo quiero invitarte a ti que estás pasando por el dolor, que sientes que atraviesas el valle de la sombra y de la muerte a que alabes a Dios desde lo profundo de tu alma.  Independientemente de las cosas que puedan suceder, recuerda que él nunca permitirá que pases más de aquello que tú puedas enfrentar y soportar.

Como todos los días, antes de despedirse para irse hacia el hospital, mi padre me dijo dos cosas que siempre dice: “hija mía te amo y perdóname si en algo te ofendí”.  Lo abracé y pedí a papito Dios que me lo bendiga, guarde y proteja.  Que me permita disfrutar de él muchos años más y que pueda verme realizar aquellos sueños y metas que él sabe que tengo en mi mente.

Hace ya algunas horas salió de sala de operaciones.  Mi mamá llamó y dijo que hasta el momento todo está bien.  Espero ansiosa que pronto sea dado de alta.  Verlo a mi lado y saber que si todavía está al lado mío es porque Dios está cumpliendo su propósito en nuestras vidas y nos ayudará a enfrentar juntos cada prueba que venga en el camino.

Solo quiero pedirte que confíes ciegamente en que Dios no se ha olvidado de ti, que estás muy presente en sus pensamientos y más aún cerquita de su corazón.  Que debes ser fuerte y seguir luchando con valor.  Sea cáncer o cualquier enfermedad o problema, Jehová cumplirá su propósito en ti y también en mí.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com

VIVE



 



¡Vive!
Disfruta de este regalo que es tu presente.
Siente el calor y la luz del sol.
Encuentra motivos para sonreír.
Ama como si fuera la primera y última vez.
Intenta olvidar lo que te hace daño,
perdona errores de otros y también los tuyos.
Permítete explorar cosas nuevas,
¡no tengas miedo del qué dirán!
Pelea menos, abraza y besa más.
Conversa con aquellos que amas y
date el chance de conocer a nuevas personas.
Toma siempre tiempo para conversar con Dios,
no olvides nunca que él es tu mejor amigo.
Aprende a tener un corazón fiel y agradecido.
Expresa tus ideas, pero sé misericordioso al comunicar
tus críticas a las demás personas.
¡No dejes de soñar porque otros digan que no lo lograrás!
Ve avanzando siempre hacia aquello que consideras óptimo.
Tienes a un Dios todopoderoso,
Él siempre te impulsará a ser mejor y salir adelante.
By: Brendaliz Avilés

Existe un lugar en el mundo




Existe un lugar al que cualquier
persona en el mundo puede acudir.
No importa cuán lejos parezcas estar,
siempre su misericordia te alcanzará.
Hay un sitio donde puedes descansar
luego de tanto caminar y correr .
En ese lugar él no solo lavará tus pies,
sino que limpiará tu ser completo.
No importa cuán desesperado y
quebrado puedas sentirte hoy...
Acude a los brazos de tu Padre Dios
porque él te está esperando con amor.
Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Ser paciente cuesta pero tiene su recompensa






SER PACIENTE CUESTA PERO TIENE SU RECOMPENSA

Hace algunos días una amiga virtual me pidió que escribiera algo sobre esperar con paciencia.  Sinceramente, creo que a nadie le gusta esperar, porque la espera implica tiempo y desarrollar mucha paciencia.  Sin embargo, es la ley de la vida, pues para nacer tenemos que esperar 9 meses en el vientre de nuestras madres.  Hemos escuchado decir en innumerables ocasiones que todo tiene su tiempo y que las cosas buenas, toman su tiempo en llegar.  Pero cuando estamos ansiosos esperando, son tantas las palabras y los detalles que olvidamos.  Eso es debido a que nos desesperamos y la desesperación trae en ocasiones mucha tristeza, preocupación y frustración.  Por momentos se nos nubla el pensamiento.  

En tantas ocasiones hemos escuchado hablar de José el “soñador”, innumerables prédicas acerca de cómo llegó a ser gobernador de Egipto.  Reflexiones y mensajes inspiradores nos motivan a soñar en grande y seguir adelante.  Pero a veces se nos olvida el largo proceso de espera que tuvo que pasar José antes de llegar al lugar que había soñado.  Sufrió rechazo aún de sus propios hermanos, fue vendido, traicionado, tuvo que servir, fue acusado injustamente, ayudó y lo olvidaron por mucho tiempo.  Pero un detalle importante es que aunque le pasaron todas esas circunstancias dolorosas Jehová seguía estando con él.  Dios lo estaba fortaleciendo a través de esas cosas negativas que estaban ocurriendo en su vida y a su alrededor, porque lo bendeciría de una manera sorprendente.

El plan parecía estar fallando, aquel joven soñador, vio pasar muchos años de su vida en soledad.  Incidente tras incidente parecían alejarlo del propósito de Dios, sin embargo, cada día lo estaban acercando al cumplimiento profético de Dios para su vida.  ¿No te sientes a veces como una tortuga?  ¡Mientras todos van avanzando, corriendo como liebres y llegando a su meta, tú sientes que vas al paso de la tortuga o lo que es peor, casi parado!  ¡No parece haber movimiento en tu vida!  Y sufres, sufres mucho, pareces haber agotado todos tus recursos sin los resultados que esperabas.
El salmista David decía: “pacientemente esperé a Jehová y él se inclinó a mí y escucho mis ruegos”.  Y yo puedo asegurarte, no porque me lo han dicho, sino porque lo he experimentando en mi vida, que cuando Dios pareciera lejos es cuando más cerca está.  En mi vida he tenido que pasar procesos largos y dolorosos, lapsos desesperantes en que la noche ha sido tan oscura que parece que no amanecerá.  Pero Dios me ha sorprendido llevándome a otro nivel.  Fortaleciendo mi fe y dándome sabiduría para enfrentar las situaciones de la vida.  

Lentamente, pero con paso firme la tortuga del cuento llegó a su meta.  David recibió las respuestas que esperaba y José (creo que en el día que menos imaginó) fue llamado para acudir ante el faraón.  Dios había preparado el escenario adecuado, en el momento indicado y allí colocó a José para que se cumplieran aquellos sueños que alguna vez había soñado.  Sé que es difícil pedir que seas paciente, tú eres el que estás pasando por esta dura prueba, tú eres quien sientes que ya no podrás más.  Pero, con Dios por delante, vas a llegar a tu meta.  

Es tan curioso, porque la persona que me pidió que escribiera sobre este tema, tuvo que esperar por él unas dos semanas aproximadamente.  Mi intención era hacerlo el mismo día que lo solicitó, pero por esos misterios de Dios, no lo pude terminar hasta hoy.  Lo interesante del caso es que ya me escribió y en forma de broma me preguntaba si le quería dar una lección sobre la paciencia.  Sonreí porque justamente cuando terminé de leerla, sentí como una voz que habló a mi corazón y me pareció escuchar sonreír a Dios y decirle a esta hermosa jovencita: “hija mía si supieras que estoy contigo, mucho más cerca de lo que puedes imaginar, aguanta un poco más, que la paciencia trae buenos frutos”.

Así que amigo que me lees, cuando cocinamos algo sabroso, esa comida, antes de poder saborearla, requiere unos procesos.  Cuando hacemos cenas especiales, a veces estamos el día cocinando, solo para poder disfrutar de una significativa y deliciosa cena.  Pero, cuando la probamos, sabemos que valió la pena el trabajo que pasamos y la espera.  La recompensa fue poder disfrutar de tan exquisita cena.  Y así mismo pasa con las situaciones de la vida, muchas requieren de un gran trabajo y paciencia, pero cuando las alcanzamos, nuestra recompensa es saber que valió la pena la espera.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com

Cuando mires al cielo

Cuando mires al cielo y todo esté nublado y las estrellas ocultas no muestren su brillo. Cuando el frío de la noche parezca congelar...