Ir al contenido principal

Tú eres la obra maestra en la que Dios quiere trabajar







TÚ ERES LA OBRA MAESTRA EN LA QUE DIOS QUIERE TRABAJAR

“Oh Jehová, tú me has examinado y conocido”.  (Salmos 139.1)

Hay un cuadro de tu vida que ven los demás según lo que le pareces o lo que les demuestras.  Hay otro cuadro que solo sientes, vives y ves tú de acuerdo a tus experiencias y a tus propias percepciones que pueden estar acertadas o equivocadas.  Pero existe un cuadro de tu vida que el único que lo ve y conoce es Dios.  Él lo puede mirar desde todos los ángulos existentes.  Él observa esas áreas invisibles que ni tú ni nadie pueden ver y desconocen.

Es precisamente en esa área de tu vida que Dios quiere trabajar, él desea con detalles de amor y disciplina, restaurarte para un bien y un propósito mayor del que imaginas.  Él desea que comprendas que aquellas cosas que hoy no entiendes, están en sus manos y que él no se ha olvidado de ti ni por un solo momento.  Eres esa vasija que ante tu espejo te ves amorfo, pero que ante los ojos de Dios es totalmente diferente, porque él te está trabajando y amoldando.  Él te está haciendo fuerte a través del horno del fuego.

Eres ese bello instrumento el cual, él va afinando para que de ti brote una melodía que conmueva el mismo cielo y la misma creación.  Tus notas son la armonía de Dios, aún cuando muchas veces tú te sientes desafinado.  Dios es ese artista, ese pintor que cada día quita, corrige y coloca cosas nuevas sobre el cuadro de tu vida.  Aún cuando muchas veces parezca que él no está trabajando o dibujando sobre ti… Debes saber y creer con tu corazón que él está haciendo su mejor obra y trabajo en ti.

Por tal razón, ¡no debes temer, ni desmayar!  Independientemente, muy aparte de ti mismo o de lo que puedan pensar los demás, tú eres esa persona a quien él ha amado de forma especial.  Él te ha entretejido desde el vientre de tu madre y ha hecho de ti a un ser único y especial.  Él desea que te mires bajo su espejo, bajo su reflector y te veas y ames de esa forma que te hace conducirte y caminar como el hijo de Dios que eres.  Resplandecerás porque en ti está el brillo del Creador, impregnarás a otros de la esencia del perfume que Dios ha depositado en ti.  Cuando otros te miren verán la obra maravillosa de Dios en ti.  Recuerda que cada día él trabaja en ti si tú se lo permites.  Entonces, permítele hacer contigo una obra maestra, llena de sus detalles y toques especiales.

Autora: Brendaliz Avilés

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mensajes Para Mamá

ORACIÓN PIDIENDO TEMPLANZA, FORTALEZA Y REALIZACIÓN DE SUEÑOS

Oración Pidiendo Templanza, Fortaleza y Realización de Sueños

Querido Dios:

Autor de mi vida, interprete de mis silencios, razón por la cual yo sigo luchando. Lo primero que quiero decirte aunque sé que lo sabes, pero me es muy necesario manifestartelo: "Te amo con todas las fuerzas de mi corazón".Acudo a ti porque necesito fuerzas para seguir luchando. Quiero ser una persona plena en cada área de mi vida.Como dice la canción: "Mi vida está en tus manos, Señor en tus manos está. Mis sueños, todos mis planes, te los presento a ti. Mi vida está en tus manos, Señor no hay otro lugar. El Dios que sabe el futuro me guiará con su amor".

Hay tantos planes, tantos proyectos, tantas cosas que tengo que realizar y a veces me siento impotente.Yo quiero más que existir, vivir. No quiero pasar mi vida deseando, quiero lograr esas cosas que ambiciono y algunas de ellas en estos momentos las veo muy lejos sin ánimos de ser pesimista porque tú que me conoces bien, sabes que me encant…

¡Feliz Cumpleaños Sister!

Querida Janice:
Hermanita, un día como hoy cumples años.  Debo decirte que estoy muy agradecida de Dios por ti.  Has sido tan importante en mi vida.  Siempre pendiente de los tuyos, con una mano extendida para ayudar y brindar tú apoyo.  Pocos conocen la esencia de tu corazón.  Pero yo sé que a todo lo que haces le pones dedicación, empeño y excelencia.  Son tantos los momentos de mi vida en que tu amor me ha conmovido.  Son tantas las lágrimas que has visto caer de mis ojos y silenciosa me has escuchado.  Otras veces me has aconsejado y has tenido razón en lo que has dicho.  
Yo quisiera tener la facultad de concederte los deseos más anhelados de tu corazón.  Porque sé que esas cosas que deseas no son vanas ni superfluas, son cosas que realmente vale la pena tener.  Y pido a nuestro Dios bendito, que todo se ponga a tu favor.  Que veas cada sueño y cada meta realizada.  Que el propósito de Dios se cumpla siempre en tu vida.  
Poder estar contigo cuando me necesites y juntas disfrutar de…